Brasil: inundaciones ya dejan 91 muertos y 26 desaparecidos / At least 91 dead and dozens lost from Brazil flooding

LAS PRECIPITACIONES COMENZARON HACE MÁS DE UNA SEMANA

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, sobrevoló las zonas más afectadas

Este lunes, el nuevo balance de las autoridades brasileñas reflejó que la tragedia causada por las inundaciones en la región de Recife, en el estado de Pernambuco, al nordeste del país, ascendió a 91 víctimas mortales. En la noche del domingo se situaba en 87, pero el deceso de algunas personas que residían solas no se pudo computar hasta que este lunes faltaron a sus puestos de trabajo. Todavía hay 26 desaparecidos y cerca de 5.000 personas perdieron sus casas luego de las intensas lluvias.

Una tragedia por intensas lluvias vuelva a azotar el Brasil continental pocos meses después de que los estragos de las precipitaciones dejaran más de 230 fallecidos en Petrópolis, en el estado de Río de Janeiro.

Ahora, las inundaciones en la región de Recife, capital del estado de Pernambuco, al nordeste brasileño, dejan ya 91 fallecidos, de acuerdo con el último parte emitido por las autoridades. Además, 26 personas continúan desaparecidas entre los escombros ocasionados por las fuertes lluvias y cerca de 5.000 personas han perdido sus hogares.

En la noche del domingo, el Cuerpo de Bomberos del estado de Pernambuco había notificado 87 pérdidas humanas, pero el número ascendió después de que este lunes se hallaran los cadáveres de otras cuatro personas que vivían solas y cuya muerte no se pudo certificar hasta que este lunes no acudieron a sus lugares de trabajo.

También este lunes el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, sobrevoló las zonas más afectadas y anunció una línea de crédito “sin intereses” para microempresarios afectados por la tragedia.

“Estamos obviamente tristes y manifestamos nuestra voz de pesar a los familiares. Nuestro objetivo mayor es confortar a los familiares y suministrar los bienes materiales para atender a la población”, declaró el presidente en rueda de prensa desde una base aérea militar de Recife.

Aunque el mandatario informó que el gobernador local no se puso en contacto con él para pedirle ayuda federal para hacer frente al desastre, Bolsonaro se mostró dispuesto a ayudar con cuantos recursos sean necesarios para paliar los efectos de la catástrofe. Hasta ahora, movilizó a personal especializado hasta el terreno.

En paralelo a la ayuda de las instituciones pública, en las últimas horas múltiples organizaciones sociales abrieron campañas de donación para ayudar a las víctimas, las cuales están siendo promocionadas en Internet por personalidades públicas del mundo de la cultura, el deporte o las redes sociales.

At least 91 dead and dozens lost from Brazil flooding

By David Biller | Associated Press

Authorities in northeastern Brazil’s Pernambuco state said Monday that 91 deaths have been confirmed from flooding over the weekend, with more two dozen people still missing.

Hundreds of state and federal rescue workers were searching for 26 people currently unaccounted for, according to the official statement.

Brazil’s President Jair Bolsonaro on Monday flew over the affected area of Pernambuco’s capital, Recife, and neighboring Jaboatao dos Guararapes. Speaking to reporters afterward, he said that landing in the helicopter wasn’t possible due to the soaked soil.

He also noted the country has recently experienced similar disasters in the mountains above Rio de Janeiro, in southern Bahia state and in Minas Gerais state.

“Unfortunately, these catastrophes happen in a continent-sized country,” he said. “We’re all obviously sad. We express our sympathy to family members. Our bigger objective is to comfort families and also, with material means, attend to the population.”

The government is moving to make funds available to municipalities that have declared a state of emergency, Daniel Ferreira, the minister of regional development, said at the press conference. He also highlighted a new credit line available to cities afflicted by such disasters.

Experts say climate change contributes to more intense rainfall, and the Intergovernmental Panel on Climate Change has classified Recife’s metropolitan region as one of the world’s most vulnerable cities. The low-lying metro region is set at the delta of three rivers, features floodplains and a network of dozens of canals and is home to some 4 million people.

In March, Recife became the first Latin American city to sign on for participation in a program to that will create insurance against climate disasters created by a network of local and regional governments and financed by German development bank KfW.

The state’s civil defense authority said in a statement that the flooding has displaced 5,000 people from their homes, and has reinforced its alert about still-high risk of landslides. Rain has continued, albeit with less intensity.