Cadáveres entre los escombros, hambre y epidemias en Mariúpol / Corpses among the rubble, hunger and epidemics in Mariúpol, according to mayor

La ciudad de Mariúpol, en la región prorrusa del Donestk, fue bombardeada durante semanas por el ejército ruso que, según las autoridades ucranianas, destruyó 80% de las edificaciones de la urbe

La extracción de cadáveres de entre los escombros, el hambre y las epidemias se han convertido en la realidad cotidiana de la ciudad costera ucraniana de Mariúpol, actualmente bajo control ruso, según explicó el alcalde de la ciudad, Vadim Boychenko.

En una entrevista con la televisión local Canal 24, el alcalde, que reside fuera de la ciudad y ocupó el cargo hasta la llegada de los rusos, indicó que cada día se extraen de entre los escombros a los que ha quedado reducida la urbe entre 70 y 200 cuerpos.

En total, según sus datos, al menos 22.000 personas murieron en la urbe portuaria, a orillas del mar de Azov, durante el asedio al que fue sometida por las tropas rusas, que se inició poco después de que Moscú ordenara invadir el país, el pasado 24 de febrero.

En la actualidad, «la situación es crítica: en Mariúpol, se ha producido un desastre epidémico», con el desarrollo de numerosas enfermedades, entre ellas un brote de cólera, por las graves condiciones en las que vive la población que queda en la ciudad, agregó el alcalde.

Boychenko explicó además que en los alrededores de la ciudad se han creado campos de filtración que los rusos utilizan para deportar a su país a los civiles ucranianos.

Al ser preguntado sobre los soldados ucranianos que resistieron en la acería de Azovstal hasta que fue capturada por los rusos, dijo que «estamos trabajando 100% para que nuestros heroicos defensores de Mariúpol puedan regresar vivos a Ucrania».

«Quisiera recordarles que esto no es una traición ni un cautiverio, sino, como se anunció, una evacuación, y que habrá intercambio de prisioneros. Y nos estamos preparando para esto», reiteró.

La ciudad de Mariúpol, en la región prorrusa del Donestk, fue bombardeada durante semanas por el ejército ruso que, según las autoridades ucranianas, destruyó 80% de las edificaciones de la urbe.

Con una población de medio millón de habitantes, actualmente residen en lo que queda de la ciudad unas 100.000 personas que, según Kyiv, viven en unas pésimas condiciones humanitarias.

Por EFE -junio 10, 2022

Corpses among the rubble, hunger and epidemics in Mariúpol, according to mayor

The removal of corpses from the rubble, famine and epidemics have become the daily reality of the Ukrainian coastal city of Mariupol, currently under Russian control.as explained by the mayor of the city, Vadim Boychenko.

In an interview with local television Channel 24, the mayor, who lives outside the city and held the position until the arrival of the Russians, indicated that every day between 70 and 200 bodies are extracted from the rubble to which the city has been reduced.

In total, according to your data, At least 22,000 people died in the port city, on the shores of the Azov Sea, during the siege to which it was subjected by Russian troopswhich began shortly after Moscow ordered the invasion of the country on February 24.

Currently, “the situation is critical: in Mariupol, an epidemic disaster has occurred”, with the development of numerous diseases, including an outbreak of cholera, due to the serious conditions in which the population that remains in the city lives. added the mayor.

Boychenko also explained that filtration camps have been created around the city that the Russians use to deport Ukrainian civilians to their country.

Asked about the Ukrainian soldiers who held out at the Azovstal steel mill until it was captured by the Russians, he said “we are working 100 percent so that our heroic defenders of Mariupol can return to Ukraine alive.”

“I would like to remind you that this is not a betrayal or a captivity, but, as announced, an evacuation, and that there will be an exchange of prisoners. And we are preparing for this,” she reiterated.

The city of Mariúpol, in the pro-Russian region of Donetsk, was bombed for weeks by the Russian army, which, according to the Ukrainian authorities, destroyed 80 percent of the buildings in the city.

With a population of half a million inhabitants, some 100,000 people currently reside in what remains of the city, who, according to kyiv, live in appalling humanitarian conditions.