MÉXICO – Se triplicaron los casos de presuntos terroristas que intentaron ingresar a EEUU a través de México

El Departamento de Seguridad Interna considera que miembros de células extremistas están aprovechando la inestabilidad generada en México por los cárteles de las drogas

Medios de Estados Unidos advirtieron que en lo que va del año 2022 agentes de la patrulla fronteriza de ese país han detenido al menos a unos 50 sospechosos de pertenecer a grupos terroristas, quienes intentaron cruzar a través de México, aprovechando el caos migratorio que se desató en los últimos años.

Para las autoridades migratorias esta cifra representa una alarma debido a que en todo el año fiscal de 2021 solo registraron 15 casos y en 2020, únicamente tres, lo que indica que grupos extremistas encontraron en México una ruta accesible para tratar de entrar a los Estados Unidos mezclándose entre las miles de personas procedentes de Centroamérica.

El fiscal general de Arizona, Mark Brnovich, cree que los sospechosos de terrorismo intentan aprovechar la caótica situación en la frontera, lo que representa un peligro para la seguridad nacional de su país.

Estas no son personas que vienen aquí porque desean trabajar en un hotel o restaurante”, dijo Brnovich en una entrevista a Fox News y agregó que claramente están aprovechando la crisis en la frontera para tratar de crear un daño dentro del territorio norteamericano.

Estas son personas que claramente están usando esta crisis, esta falta de seguridad fronteriza para poner en peligro nuestra seguridad nacional. Y es por eso que estamos viendo estos números sin precedentes”, expresó el fiscal.

El Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos apunta que la principal amenaza relacionada con el terrorismo proviene de atacantes solitarios o pequeñas células las cuales están motivadas por una variedad de ideologías extremistas violentas.

En marzo, los legisladores republicanos James Comer y John Katko instaron al Departamento de Seguridad Nacional, a cargo de Alejandro Mayorkas, a hacer público el número de migrantes que fueron detenidos en la frontera con México y cuyos nombres figuran en la base de datos sobre terrorismo del FBI.

“Los informes indican que varias personas con vínculos terroristas han sido detenidas recientemente después de cruzar ilegalmente la frontera, y que tales encuentros pueden estar aumentando” expusieron en el documento los legisladores.

Además, señalaron que en diciembre pasado, los agentes de la Patrulla Fronteriza del sector de Yuma, en Arizona, arrestaron a un ciudadano originario de Arabia Saudita, de 21 años de edad y que está vinculado a un grupo terrorista yemení.

En 2022 aumentó el número de detenciones debido a que se disparó el flujo migratorio. REUTERS/Adrees Latif

EEUU mira con preocupación a México

El general Glen VanHerck, jefe del Comando Norte aseguró al inicio de este año ante el Senado de EEUU que el ejército de Rusia tiene desplegado a su mayor número de espías en México, y que aprovechan la inestabilidad generada por los cárteles de la droga para operar en contra del gobierno de Joe Biden.

El general norteamericano detalló que Rusia tiene en la capital mexicana a una de sus embajadas más grandes en el continente americano, la cual sirve de base de operaciones para esta red de espionaje.

De acuerdo con el Departamento de Seguridad Interior, estos actores terroristas buscan exacerbar la fricción social en los Estados Unidos para sembrar discordia y socavar la confianza pública en las instituciones gubernamentales para alentar disturbios, lo que podría inspirar actos de violencia.

En respuesta, el presidente Andrés Manuel López Obrador negó tales acusaciones con el argumento de que México no es colonia de Rusia, ni de China y tampoco de los Estados Unidos.

“Nosotros no vamos a Moscú a espiar a nadie, ni vamos a Pekín a espiar qué están haciendo en China, ni vamos a Washington, ni siquiera a Los Ángeles, no nos metemos en eso” dijo el Ejecutivo mexicano.

Por su parte, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, consideró que los dichos del militar estadounidense fueron solo “una declaración” al tiempo que rechazó que el gobierno de Joe Biden dé línea a México en el conflicto entre Rusia y Ucrania, pues en aquellos días se presentó la invasión.

Aunque China preocupa a Estados Unidos como un rival en materia económica, el caso de Rusia genera alerta entre algunos mandos militares dentro de EEUU debido a que lo relacionan con una supuesta intervención a favor de Donald Trump en la elección de 2016.

En otro punto del planeta, el Comando Militar de la Organización del Atlántico Norte (OTAN) considera que Washington no debe demorar más tiempo en responder el pedido efectuado por el presidente Zelensky a Joe Biden para que Estados Unidos incorpore a Rusia al listado de Estados Patrocinadores del Terrorismo.

La calificación es la medida más dura en materia condenatoria por parte de Washington y conlleva consecuencias jurídicas muy negativas para los países acusados de favorecer al terrorismo. Cuando esa medida se ejecuta configura un mensaje extremo que Estados Unidos lleva adelante contra países que considera enemigos.

Aumenta flujo migratorio en la frontera de EEUU con México

De acuerdo con datos de la Patrulla Fronteriza y Aduanas, mayo fue el mes con el mayor número de personas detenidas mientras trataban de ingresar ilegalmente a suelo norteamericano, pues los agentes aseguraron a 239 mil 416 migrantes.

Destaca que en casi el 69% de los casos se trata de individuos solteros, por lo que ha disminuido la llegada de familias y menores no acompañados. Al analizar estos datos, se encontraron que un amplio porcentaje ya contaba con una detención previa en los últimos 12 meses por tratar de cruzar ilegalmente la frontera.

Estos datos han sido aprovechados por el sector republicano para ejercer presión contra el presidente Joe Biden y su política migratoria, a la que consideran laxa en comparación con el férreo control que impuso Donald Trump.

Los republicanos tratan de mantener vigente la aplicación del Título 42, el cual toma como justificación el riesgo sanitario por la pandemia por Covid-19 para expulsar de manera exprés a los indocumentados detenidos en la frontera mexicana, restringiendo así la cantidad de solicitudes de asilo.

A la par de esta normativa, los agentes fronterizos llevan a cabo las detenciones bajo el Título 8, el cual demora más tiempo pues conlleva la obligación legal de aplicar un cuestionario a los indocumentados para determinar si existe una razón creíble de riesgo en caso de deportación a sus lugares de origen.

Figuras del partido republicano, como Ted Cruz o Marco Rubio, han lanzado severas críticas al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, por su negligencia en el combate a los grupos del crimen organizado, lo que ha desatado un mayor flujo migratorio hacia Estados Unidos, situación que abre una oportunidad a grupos extremistas para ingresar a ese país.

Pese a las diferencias públicas que han sostenido los gobiernos de Biden y López Obrador, ambas naciones han declarado que se coordinarán para canalizar recursos e inversiones a la región de Centroamérica para impulsar la economía de esos países, con la esperanza de reducir así las olas migratorias provenientes principalmente de Honduras, el Salvador y Nicaragua.

Durante la celebración de la Cumbre de las Américas, el presidente Joe Biden anunció un ambicioso plan de inversión en todo el continente para generar un crecimiento sostenido que ayude a paliar la desigualdad social, uno de los principales motivos de las personas a la hora emigrar.