Sporting Kansas City sigue en mala racha.

Sporting Kansas City sigue sin encontrar regularidad en casa y sufrió su onceavo descalabro de la temporada, en esta ocasión ante New York Red Bull por 1-0, y cayó hasta el último lugar de la Conferencia Oeste.

Texto: Adan Manzano

Fotos: Pablo Gonsalez

Aunque los anfitriones controlaron y tuvieron las llegadas de mayor peligro en la primera mitad, la contundencia fue la que le dio la victoria a los neoyorquinos, que encontraron la anotación del triunfo al 53’. Lewis Morgan envió un servicio aéreo al área chica y que fue conectado de cabeza por Aaron Long para mandar la pelota al fondo y silenciar el Children ‘s Mercy Park..

La felicidad invadió el banquillo de la visita, pero unos instantes la preocupación y el dramatismo los acompañaron el tiempo restante, ya que tuvieron que jugar en desventaja numérica cuando Sean Nealis fue expulsado por el silbante, quien primero le había mostrado el cartón preventivo, pero una revisión del VAR cambió la decisión al 73’. . . 

La posesión del balón se inclinó de nueva cuenta a los comandados por Peter Vermes, pero su falta de claridad y aunado a los constantes rechaces de la defensa evitaron que Kansas City sacará algún punto en casa.

Las ocasiones más claras fueron generadas por Johnny Russell, quien logró colocarse en dos oportunidades frente al arco para disparar, pero la figura del arquero Carlos Coronel, tapó los intentos de su rival para mantener el arco imbatido.  

Todavía sobre el final, con un tiro de esquina en el tiempo agregado, Nicolas Isimat-Marin se elevó para rematar de cabeza y con dirección a la red, pero el defensor John Tolkin tapó el disparo en la línea.

Con este resultado, Sporting Kansas City se convierte en el equipo con más descalabros en la MLS y tendrá sus siguientes dos compromisos como visitantes; primero ante Montreal y posteriormente ante Minnesota United en el Allianz Field