MÉXICO – Continúa el aumento de precios en México; la inflación llegó al 7.99%, su mayor nivel en 21 años / Mexico’s annual inflation hits 21-yr high in June, more rate hikes seen

Los productos y servicios que más aumentaron de precio fueron la papa, el pollo, la electricidad, los refrescos, el pan dulce y la vivienda

Los precios de mercancías, alimentos y servicios se aceleraron más de lo esperado durante junio de 2022 y de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) la inflación general subió hasta un 7.99%, su mayor nivel en los últimos 21 años.

El Inegi detalló que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró una variación de 0.84 % respecto al mes de mayo, cuando alcanzó el 7.65%.

En cambio, la inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina productos de alta volatilidad, registró una variación del 7.49%, abajo de las expectativas del mercado de un 7.54%. Aun así, fue la cifra más alta desde diciembre de 2000.

En cuanto a los alimentos con el mayor aumento de precio se encuentran la papa, el pollo, la electricidad, las bebidas embotelladas (refrescos) y el pan dulce.

La Ciudad de México, Jalisco, Zacatecas, Oaxaca y San Luis Potosí fueron las entidades donde los consumidores se enfrentaron una mayor variación al alza de productos y servicios.

La tendencia al alza de la inflación se acentuó desde marzo, luego de la invasión de Rusia a Ucrania, y según algunos analistas, en México podría acercarse al 10% en el tercer trimestre de 2022 y finalizar alrededor del 7.6%.

Por otra parte, que los analistas del sector privado encuestados por el Banco de México (Banxico), redujeron su expectativa para este mismo año y consideran que el año podría terminar con una inflación de 7.5%, una cifra superior a la meta.

Estos mismos analistas mantuvieron en un 1.8% su estimación para el crecimiento económico, de acuerdo con la encuesta del banco central divulgada el viernes pasado.

En ese sentido, la Junta de Gobierno de Banxico ha adoptado una política monetaria más rigurosa y en su última reunión votó por un aumento de 75 puntos par situar la tasa de interés en 7.75%, una decisión que sorprendió a muchos por tratarse del mayor incremento desde el siglo pasado.

Banxico expuso que la presión inflacionaria se mantendrá durante este año y parte de 2023 por lo que tomará las decisiones que sean necesarias para tratar de contener el aumento de precios. Esto significa que seguirá aumentando gradualmente la tasa de interés, recordando que estas medidas tienen el propósito de regular la demanda y por consecuencia, frenar los precios del mercado de bienes y servicios.

El banco central, que desde mediados de 2021 inició un ciclo de alzas a la tasa clave, tiene una meta de inflación del 3% más/menos un punto porcentual. Su próxima reunión de política monetaria está programada para el 11 de agosto, en la que podría anunciarse un nuevo aumento para hacer frente a los mayores niveles de inflación observados en México durante las últimas décadas.

Aunque el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador presentó un plan para mantener fijo el precio de 24 productos de la canasta básica durante este año, la inflación en México sigue su tendencia al alza, cumpliéndose así los pronósticos de algunos especialistas que advirtieron que la medida no era suficiente.

Por su parte, el presidente López Obrador ha destacado que los estímulos fiscales aplicados a las gasolinas y el diésel han frenado el avance inflacionarios, pues su nivel sería mayor en unos dos puntos porcentuales en caso de aumentar el precio de los combustibles. Por esa razón, ha comparado a México con Estados Unidos, donde la inflación es mayor debido a los altos precios de los energéticos.

Las personas coinciden que cada vez compran menos productos con su sueldo. (FOTO: REUTERS / Henry Romero/ Foto de archivo)

Mexico’s annual inflation hits 21-yr high in June, more rate hikes seen

MEXICO CITY, July 7 (Reuters) – Mexico’s annual inflation accelerated in June to a level not seen since early 2001, official data showed on Thursday, suggesting the central bank will have little choice but continue its monetary tightening to tame spiraling consumer prices.

Mexican consumer prices rose 7.99% in the year through June, the national statistics agency said, slightly above a 7.95% consensus forecast of economists polled by Reuters.

That was also far above the central bank’s target of 3%, plus or minus a percentage point, and marked the highest level since January 2001, when Mexico’s 12-month inflation stood at 8.11%.

The latest inflation figures are expected to lead Banxico, as the central bank is known, to keep raising rates after a record 75-basis points hike last month, when it warned it would hike rates again and by as much to curb inflation.

The bank, which has increased rates by 375 basis points since mid-2021, will announce its next monetary policy decision on Aug. 11.

“A 75bp hike in the policy rate in August to 8.5% looks almost certain, and the risks to our forecast that the policy rate will end the year at 9.5% increasingly look skewed to the upside,” said William Jackson, chief emerging markets economist at Capital Economics.

Consumer prices rose 0.84% in June, non-seasonally adjusted figures showed, ahead of a market forecast of a 0.81% increase.

The closely watched core index, which strips out some volatile food and energy prices, rose 0.77% during the month, below expectations of a 0.8% rise.

Andres Abadia, Latin America economist at Pantheon Macroeconomics, called the data a bad end to the second quarter, with pass-through from higher commodity prices the key issue.

“That said, we still expect a gradual downtrend in inflation over the second half of the year, thanks to the lagged effect of tighter monetary policy, and the impact of recent government policies to put a lid on key prices,” Abadia said in a note to clients.
By Brendan O’Boyle and Gabriel Araujo