Murió Federico Villa, intérprete ranchero del clásico “Caminos de Michoacán”

Actor y cantante vernáculo, el nacido en Zamora perdió la vida a los 84 años; el tema al que dio voz es considerado un himno del estado mexicano

La noche de este miércoles 13 de julio se ha dado a conocer el fallecimiento de Federico Villa, emblemático cantante de música tradicional mexicana. Fue la periodista Azucena Uresti quien así lo dio a conocer en su cuenta de Twitter:

“Falleció a los 84 años, Federico Villa, uno de los grandes iconos de la música ranchera, intérprete de Caminos de Michoacán”.

Así mismo el Senador de la República por el estado de Michoacán, Antonio García, publicó el mensaje: “Federico Villa, dio voz a Caminos de #Michoacán. A todos se nos ha erizado la piel con su interpretación. Que en paz descanse este ídolo de la musica ranchera”.

Se recuerdan también sus participaciones en programas de televisión como Siempre en domingo y en los conducidos por el fallecido paco Stanley.

Con su potente voz, Villa logró el reconocimiento del público y sus temas aún son versionados por figuras de la música actual como Lalo Mora, La banda El recodo y Miguel y Miguel, así como de muchos intérpretes del género ranchero.

Federico Villa supo que quería dedicarse a la música regional desde que era un niño y desde aquellos años luchó por ingresar al medio, lográndolo al ganar un concurso de talento en una estación radiofónica, y a partir de entonces se dedicó a desarrollar su prolífica carrera.

A lo largo de las décadas, el michoacano no dejó de trabajar, no obstante la contingencia sanitaria actual lo afectó especialmente, pues al no permitirse los eventos con congregaciones masivas, Villa dejó de presentarse en concierto y fue cuando a través de las redes sociales comenzó a hacerse presente ante su público.

“Caminos de Michoacán” es el tema que lo encumbró en el imaginario popular mexicano (Fotos: Facebook/Federico Villa)

Respecto al emblemático tema Caminos de Michoacán, se conoce que es de la autoría de su compadre Bulmaro Bermúdez, quien le brindó la oportunidad de grabar el tema y fue su voz la que le dio gran fama a la canción que incluso llegó a la pantalla grande.

La canción se ha convertido en todo un himno para los michoacanos y narra las aventuras de su autor al seguir a una mujer por los diferentes pueblos del estado mexicano.

Bulmaro realizó otras composiciones que llegaron a las voces de Antonio Aguilar, Eulalio González Piporro e Irma Serrano La Tigresa; en 1991 recibió la medalla Agustín Lara por su trayectoria, y falleció el 11 de noviembre de 1994.

Una particularidad de la famosa canción es que menciona las siguientes localidades del estado: La Piedad, La Huacana, Zamora de Hidalgo, Nueva Italia, Sahuayo, Ciudad Hidalgo, Zitácuaro, Apatzingán de la Constitución, Morelia, Uruapan, Tacámbaro, Pátzcuaro, Villa Escalante y Ario de Rosales.