El escritor Salman Rushdie fue apuñalado en el cuello durante una conferencia en Nueva York / Salman Rushdie is stabbed in the neck at a New York lecture

El régimen iraní había emitido una fatwa pidiendo su muerte. El prestigioso autor indio fue trasladado en helicóptero a un hospital del área y está siendo operado. Su estado aún no se conoce

Salman Rushdie, el autor cuyos escritos provocaron amenazas de muerte desde Irán en la década de 1980, fue atacado este viernes cuando se disponía a dar una conferencia en la Chautauqua Institution, en el oeste de Nueva YorkSe desconoce por el momento su estado de salud.

Lo que se sabe hasta el momento es que Rushdie fue trasladado en helicóptero hasta el hospital UPMC Hamot en Erie, Pensilvania, y que en estos momentos está siendo operado, de acuerdo con información proporcionada por su agente, Andrew Wylie, a Reuters.

El UPMC Hamot es un hospital de 458 camas y un centro de referencia regional, además de ser un centro de trauma de nivel II, con casi 4000 empleados.

El atacante de Salman Rushdie fue detenido de inmediato, tras atacar al autor indio (Agencias)

El primer reporte policial indicó: “El 12 de agosto de 2022, alrededor de las 11:00, un hombre sospechoso subió corriendo al escenario y atacó a Rushdie y a un entrevistador. Rushdie sufrió entre 10 y 15 puñaladas en el cuello y fue transportado en helicóptero a un hospital del área. Su estado aún no se conoce”.

En tanto, la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, confirmó el parte de la Policía. Dijo que el escritor está vivo, que fue trasladado al hospital y que se esperan novedades sobre su estado.

Un reportero de Associated Press vio a un hombre confrontar a Rushdie en el escenario de la Chautauqua Institution y comenzar a golpearlo o apuñalarlo mientras lo presentaban. El autor de 75 años fue derribado o cayó al suelo y el hombre fue detenido.

Las autoridades no identificaron de inmediato al agresor ni dieron información sobre su motivo.

El moderador del evento también fue atacado y sufrió una lesión menor en la cabeza, dijo la policía.

La policía dijo que un agente estatal fue asignado a la conferencia de Rushdie y que fue él quien realizó el arresto. Pero después del ataque, algunos visitantes veteranos del centro cuestionaron por qué no había una seguridad más estricta para el evento, dadas las décadas de amenazas contra Rushdie.

El libro de Rushdie “Los versos satánicos” está prohibido en Irán desde 1988, ya que muchos musulmanes lo consideran blasfemo. Un año después, el difunto líder iraní, el ayatolá Ruhollah Komeini, emitió una fatwa, o edicto, pidiendo la muerte de Rushdie.

Irán también ha ofrecido más de 5 millones de dólares de recompensa para quien mate a Rushdie.

El régimen de Irán hace tiempo que se distanció del decreto de Jomeini, pero el sentimiento anti-Rushdie persiste alentado por Teherán. En 2012, una fundación religiosa semioficial iraní aumentó la recompensa por Rushdie de 2,8 a 3,3 millones de dólares. Y en 2016 la recompensa pasó a 3,9 millones.

Rushdie desestimó esa amenaza en ese momento, diciendo que no había “ninguna prueba” de que hubiera gente interesada en la recompensa. Ese año, Rushdie publicó unas memorias, “Joseph Anton”, sobre la fatwa.

El escritor Salman Rushdie es atendido luego de ser atacado durante una conferencia en Nueva York (AP)

Una vida dedicada a escribir

Rushdie nació en Bombay el 19 de junio de 1947. Hace 45 años que lo hace pese a las amenazas de muerte pesan sobre él. Su primera novela fue publicada en 1975, se tituló Grimus y no contó con el entusiasmo de la crítica ni de los lectores. Los ‘70 fueron años oscuros para Rushdie: trabajaba de publicista, pero tenía escaso dinero, quería escribir pero no sabía muy bien por dónde atrapar el hilo de la inspiración aunque no dejaba de anotar escenas, e ideas en cuadernos dispersos. Materiales que pudo hilvanar en algún momento para producir una segunda novela que fue éxito inmediato. Hijos de la medianoche (1980) ganó el premio Booker, el galardón literario más importante del Reino Unido, y años más tarde, en 1993, el Booker of Booker, es decir, el premio a la mejor de las mejores novelas de esos primeros 25 años de existencia del premio.

Hijos de la medianochenarra la historia de un niño con poderes paranormales que nace en la medianoche del 15 de agosto de 1947, (pocos meses después del nacimiento de Rushdie, justamente) en el momento exacto de la independencia de India y Pakistán del Reino Unido. El libro provocó cierta controversia en su país por referencias provocadoras hacia la entonces primera ministra, Indira Gandhi. En esta novela ya se vislumbra una interesante mezcla entre la denuncia política, la narrativa de ensueño, cierto realismo mágico rico en imágenes y poderoso a la hora de trastocar el tiempo del relato.

Desde entonces, cada nueva novela de Rushdie profundiza y amplifica esta búsqueda en un trabajo personalísimo con el lenguaje, estructuras narrativas complejas y tramas delirantes. Que sin embargo resuenan en escenas de la realidad política no solo de su país sino de cualquier lugar del mundo donde el poder haga de las suyas. Es decir, literatura universal. Rushdie publicó más de diez novelas, una autobiografía, varios ensayos, cuentos y relatos para chicos.

EnLos versos satánicos aparecen ciertas marcas que los religiosos condenaron: por ejemplo, el uso del nombre Ayesha (que fue la esposa más joven de Mahoma) para referirse a una prostituta, llamar bastardo a Abraham, la historia de Salman Farsi (que fue compañero de Mahoma y que aparece ridiculizado en la novela de Rushdie) entre otras alusiones directas.

Sin embargo, estas alusiones pueden leerse desde su inmanencia y en resonancia con otras historias políticas y otros ambientes, es decir, sin la necesidad de conocer el Corán o la situación política de Irán o de Medio Oriente. Esto convierte a Los versos satánicos en un clásico siempre vigente. ¿Qué sería de la literatura sin su fuerza provocadora?

Foto de archivo del escritor Salman Rushdie en un evento en Boston, Massachusetts (Reuters)

Salman Rushdie is stabbed in the neck at a New York lecture

By Kanishka Singh and Jonathan Allen
NEW YORK, Aug 12 (Reuters) – Salman Rushdie, the Indian-born novelist who spent years in hiding after Iran urged Muslims to kill him because of his writing, was stabbed in the neck onstage at a lecture in New York state on Friday and airlifted to a hospital, police said.

He was alive and in surgery, according to his literary agent, Andrew Wylie.

A man rushed to the stage at the Chautauqua Institution and attacked Rushdie, 75, as he was being introduced to give a talk on artistic freedom to an audience of hundreds, eyewitnesses said. A New York State Police trooper present at the event took the attacker into custody, police said.

“A man jumped up on the stage from I don’t know where and started what looked like beating him on the chest, repeated fist strokes into his chest and neck,” said Bradley Fisher, who was in the audience. “People were screaming and crying out and gasping.”

Rushdie, author of “The Satanic Verses,” fell to the floor when the man attacked him, and was then surrounded by a small group of people who held up his legs, seemingly to send more blood to his upper body, as the attacker was restrained, according to another witness attending the lecture.

Henry Reese, the event’s moderator, suffered a minor head injury, police said. The police statement did not give a motive for the attack and it was not clear what kind of weapon was used.

Rushdie, who was born into a Muslim Kashmiri family in Bombay, now known as Mumbai, before moving to the United Kingdom, has faced death threats for his fourth novel, “The Satanic Verses,” which some Muslims said contained blasphemous passages. The novel was banned in many countries with large Muslim populations upon its 1988 publication.

A year later, Ayatollah Ruhollah Khomeini, then Iran’s supreme leader, pronounced a fatwa, or religious edict, calling upon Muslims to kill the novelist and anyone involved in its publication for blasphemy.

Rushdie, who called his novel “pretty mild,” went into hiding for many years. Hitoshi Igarashi, the Japanese translator of the novel, was murdered in 1991. The Iranian government said in 1998 it would no longer back the fatwa, and Rushdie has lived relatively openly in recent years.

Iranian organizations, some affiliated with the government, have raised a bounty worth millions of dollars for Rushdie’s murder. And Khomeini’s successor as supreme leader, Ayatollah Ali Khamenei, said in 2017 that the fatwa was still.

Iran’s semi-official Fars News Agency and other news outlets donated money that year to increase the bounty by more than $600,000. Fars called Rushdie an apostate who “insulted the prophet” in its report on Friday’s attack.

Rushdie published a memoir in 2012 about his life under the fatwa called “Joseph Anton,” the pseudonym he used while under British police protection. His second novel, “Midnight’s Children,” won the Booker Prize. His new novel “Victory City” is due to be published in February.

British Prime Minister Boris Johnson said he was appalled that Rushdie was “stabbed while exercising a right we should never cease to defend.”

Rushdie was at the event to take part in a discussion about the United States serving as asylum for writers and artists in exile and “as a home for freedom of creative expression,” according to the institution’s website.

There were no obvious security checks at the Chautauqua Institution, a landmark founded in the 19th century in the small lakeside town of the same name, with staff simply checking people’s tickets for admission, the eyewitness who was in the audience said.

“I felt like we needed to have more protection there because Salman Rushdie is not a usual writer,” said Anour Rahmani, an Algerian writer and human rights activist who was also in the audience. “He’s a writer with a fatwa against him.”

The institution declined to comment when asked about security measures.

Rushdie became an American citizen in 2016 and lives in New York City.

He has been a fierce critic of religion across the spectrum. He has been critical of oppression and violence in his native India, including under the Hindu-nationalist government of Prime Minister Narendra Modi, a member of the Bharatiya Janata Party.

Iran’s mission to the United Nations in New York did not respond to a request for comment.

PEN America, an advocacy group for freedom of expression of which Rushdie is a former president, said it was “reeling from shock and horror” on what it called an unprecedented attack on a writer in the United States. 

“Salman Rushdie has been targeted for his words for decades but has never flinched nor faltered,” Suzanne Nossel, PEN’s chief executive, said in the statement. Earlier in the morning, Rushdie had emailed her to help with relocating Ukrainian writers seeking refuge, she said.