‘ZERO ZERO’


Inglaterra no encuentra la fórmula y sigue sin poder vencer a Estados Unidos en la justa continental, con ahora dos empates y una derrota

Por Adan Manzano

Fotos Walfri Rodas

Estados Unidos e Inglaterra, no se hicieron daño y acabaron su pelea en un empate sin goles, en duelo correspondiente a la fecha dos del grupo B, en el estadio Al Bayt. Los ingleses no pudieron sellar su clasificación, mientras que su rival en turno necesitaba ganar en su siguiente compromiso. 

Aunque la posesión no estuvo de su lado, el cuadro europeo tuvo la primera llegada de peligro a los diez minutos cuando Bukayo Saka, entró al área por la banda y en la línea de fondo alcanzó a centrar para Harry Kane, quien cerca del manchón de penalti, disparo con dirección a gol, pero Walker Zimmerman apareció para bloquear el esférico.  

El cuadro de las barras y las estrellas tardó en romper entre las líneas inglesas, pero cuando lo logró hacer tuvo la oportunidad de abrir el marcador. Weston McKennie fue el primero en avisar cuando al 26’ en la línea frontal del área, disparó de primera un centro raso pero la pelota se fue por arriba del arco.

Siete minutos después, fue Christian Pulisic, quien dentro del área, encaró al defensor y con el espacio en la pierna zurda, pudo sacar el trallazo que para su mala fortuna, se estrelló en el poste superior. Ninguno pudo abrir las acciones al medio tiempo. 

La segunda mitad mantuvo la misma tónica que el final de la primera con un Estados Unidos con la posesión del balón ante un Inglaterra que no encontraba los espacios y los pases para limpiar la zona y romper la presión de su rival en turno. Prueba de la presión constante de los norteamericanos fueron los siete corners y diez disparos, aunque solo uno fue al arco, con los que finalizaron el encuentro.

Gareth Southgate desde el banquillo, decidió prescindir de uno de sus hombres más desequilibrantes como lo es Saka, quien salió de cambio por Jack Grealish al 68, el cual le dio más salida a su equipo y más juego por la banda. Aunque pudieron llevar la posesión al campo rival, pocos intentos de peligro tuvieron para inquietar a Matt Turner.

En la recta final, con más resistencia que ideas, ambas selecciones intentaron mandar centros para buscar algún remate que les diera la oportunidad de marcar un tanto, pero la mayoría rechazados por los zagueros centrales.

La última oportunidad fue para los “Leones Rojos” en un tiro libre desde la banda cerca del área, en el tiempo de compensación . Luke Shaw envió el servicio aéreo que Harry Kane logró conectar, pero sin dirección por lo que la jugada terminó en saque de meta.

En el estadio Al Bayt, el grito de “gol” no apareció, sin embargo, los cánticos por parte de los aficionados de ambos países se hicieron presentes en todo momento y concluyó con un resultado que ayuda a ambas selecciones a definir su futuro sin depender de ningún otro resultado. 

Los ingleses se mantienen como líderes del grupo B, con cuatro unidades y un empate ante su siguiente sinodal, Gales, le daría el boleto a la siguiente ronda. Por otro lado, el  “U.S Team” necesita un triunfo ante Irán, ya que un resultado diferente los dejaría eliminados.