EntretenimientoEspectaculos

La película «Heroico» destapa el origen de la violencia en el Ejército mexicano

SAN SEBASTIÁN.- En los últimos años se han realizado muchas películas sobre la violencia generada en México por las bandas criminales y de narcotraficantes, pero pocos se han atrevido con un tema tabú, el origen de esa violencia en el Ejército, y eso es lo que hace David Zonana en el filme «Heroico», presentado este sábado en el Festival de San Sebastián (norte).

Para contar la historia de un joven que entra en la escuela del ejército básicamente para conseguir seguro médico para su madre, diabética, Zonana se rodeó de exmilitares que interpretan a la mayor parte de los personajes de la película, entre ellos al protagonista, Luis, al que da vida Santiago Sandoval.

«En México, la influencia militar en la vida civil es muy amplia, es la institución con más poder y presupuesto e incluso han desplazado a la policía en la seguridad interna», explica a EFE el realizador mexicano.

Y el Ejército es uno de los orígenes más claros de la violencia presente en el país, junto a las bandas criminales.

Los jóvenes entran en las escuelas militares y el trato que reciben allí les convierte «en perpetradores de esa violencia», resalta Zonana, que quiso contar esa realidad en su película.

«Quería mostrar cómo y por qué llegan esos jóvenes a las Fuerzas Armadas y cómo se convierten en hombres capaces de matar», agrega.

«Se ha hablado mucho de la violencia que generan las bandas de narcotraficantes, pero si se hiciera una radiografía de la violencia en el país, los carteles tienen una responsabilidad muy grandes pero también las Fuerzas Armadas», explica.

Una violencia que, como muestra la película, va creciendo en los jóvenes aspirantes a ser militares, que sufren todo tipo de trato vejatorio por parte de sus superiores, empezando por el apelativo que usan para llamarles: «potros».

Esto ocurre en el Heroico Colegio Militar -de ahí el título del filme-, una institución de gran prestigio en México, donde se forman los oficiales de todas las ramas del Ejército y que este 2023 cumple su bicentenario.

Los cadetes se convierten en un juguete en manos de sus sargentos y tenientes, que se aprovechan de ellos, los insultan, les desnudan en el bosque a bajas temperaturas, les fuerzan a pegar a sus compañeros y les utilizan para entrar en casas a robar y violar a las personas que encuentran dentro.

Unos hechos tremendos que sin embargo se quedan cortos respecto a lo que ocurre en la realidad, según aseguraron al realizador algunos militares y exmilitares a los que mostró su película.

Con «Heroico», que se estrenó este jueves en México, el público está «empezando a entender cómo se forma a los jóvenes en esa cultura de violencia», lo que empezó a generar dudas sobre el funcionamiento de la estructura del ejército.

EFE