EntretenimientoEspectaculos

Vin Diesel se negó a que Jean-Claude Van Damme estuviera en Rápidos y furiosos

Por GDA | La Nación | Argentina – El experto en artes marciales reveló que fue convocado para sumarse a la exitosa saga, pero que el actor y productor rechazó su participación

Vin Diesel es la estrella indiscutible de Rápidos y furiosos. Además de ser el protagonista -interpretando al famoso Dominic Toretto-, el actor se desempeña como productor de la franquicia y está detrás de todo tipo de decisiones. En las últimas horas, Jean- Claude Van Damme dio fe de esto al revelar que fue convocado para ser parte de la saga, pero que no pudo sumarse debido a que Diesel vetó su participación.

A lo largo de sus diez entregas, esta franquicia -donde la velocidad, los motores potentes y la adrenalina son protagonistas- ha sabido llegar al corazón de los espectadores ganando un fandom a nivel mundial y rompiendo la taquilla en cada oportunidad. Y si bien esta saga cuenta con un elenco estable encabezado por Vin Diesel, en su momento Paul Walker, Michelle Rodríguez y Jordana Brewster (entre otros), con el correr de los años ha ido incorporando distintas figuras de la industria como Gal Gadot, Brie Larson, Jason Momoa, Dwayne Johnson y Helen Mirren.

Mientras que algunos han renovado su presencia entrega tras entrega, otros han pasado por este universo solo una vez, recordándole al público que las sorpresas nunca cesan en esta carrera de autos veloces. Ahora bien, parece que no todos los artistas han sido bienvenidos en la franquicia. Mientras que Dwayne Johnson tuvo varias idas y vueltas en el filme debido a su eterna pelea con Diesel, en las últimas horas se supo que hubo otro referente del cine de acción que fue rechazado por el musculoso: estamos hablando nada más y nada menos que de Jean-Claude Van Damme.

Fue en una reciente entrevista con The Telegraph, en la que el experto en artes marciales hizo esta confesión que dejó atónitos a todos los seguidores de este tanque hollywoodense. «Me querían en Rápidos y furiosos y eso hubiera sido una elección genial pero Vin Diesel dijo: ‘No, no lo quiero en mi película», reveló Van Damme explicando las razones por las cuales el casting no llegó a buen puerto.

Cuando le preguntaron acerca de los motivos por los cuales el intérprete de Toretto rechazó su participación, el belga prefirió guardar silencio. Tampoco aclaró para qué entrega fue convocado pero, sin dudas, hubiera sido una muy buena incorporación, ya sea como villano y antagonista o como aliado y parte de su «familia».

Inmediatamente, estas declaraciones han generado un gran revuelo entre los fanáticos de Rápidos y furiosos, quienes se han animado a lanzar sus propias teorías al respecto. Mientras que algunos piensan que Diesel pudo haber sentido miedo de que «los músculos de Bruselas» le hagan sombra; otros consideran que Van Damme quedó muy asociado al cine de los 90 y el reparto de esta saga se centraría en estrellas que atraen a un público más joven. La fama de mal carácter o ser «difícil de tratar» también se sumó a estas hipótesis.

«La gente me conoce porque pateo traseros. La acción es muy internacional. Todo el mundo entiende lo que es un puñetazo en la cara. No puedes discutir con eso», se defiende el actor belga ante estas posibles especulaciones que lo dejaron fuera de Rápidos y furiosos. Y enseguida advierte qué podría aportar él hoy en día a una gran película de acción: «La gente ha estado conduciendo un Tesla en la pantalla. Hermoso y perfecto CGI. Y tal vez algunas personas quieren volver a la palanca de cambios por un tiempo. Algunas personas. ¿Sabes lo que estoy diciendo con esta metáfora? Yo soy una palanca de cambios», señaló.

Dicen que no hay mal que por bien no venga y, tras el rechazo que sufrió por parte de Vin, Van Damme fue convocado por Sylvester Stallone para ser parte de Los indestructibles 2, dando vida a un villano.