México tiene 45 días para disminuir el flujo migratorio rumbo a EE.UU.

“El día 45 es la evaluación. Y si no logramos resultados, tendríamos que participar en discusiones para un acuerdo que incluye el retorno de solicitantes de asilo bajo una perspectiva regional”, dijo este lunes el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) desde Palacio Nacional.

El canciller de México, Marcelo Ebrard, explicó este lunes que en 45 días se evaluarán los avances en el control del flujo migratorio con Estados Unidos, y de fallar su plan de contención se tomarán medidas adicionales y se podría reactivar la amenaza arancelaria.

“El día 45 es la evaluación. Y si no logramos resultados, tendríamos que participar en discusiones para un acuerdo que incluye el retorno de solicitantes de asilo bajo una perspectiva regional”, dijo este lunes el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) desde Palacio Nacional.

Ebrard detalló las conversaciones y acuerdos de la semana pasada en Washington que evitaron la imposición de aranceles a todos los productos mexicanos por parte del Gobierno de Estados Unidos.

El jefe de la Casa Blanca, Donald Trump, aseguró este mismo lunes que hubo una parte del acuerdo que se revelaría a futuro, a lo que el canciller respondió que no se “ocultaba” nada.

En un largo mensaje, Ebrard detalló que este ha sido el momento “más difícil” de la relación entre México y Estados Unidos en lo que va de mandato, con unas conversaciones de “muchas horas y muy tensas” y con un “ultimátum” por parte del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence.

Celebró, no obstante, que se lograra diferenciar el asunto comercial de la realidad migratoria.

Reconoció que la posición de Estados Unidos se basa en cifras reales como que en el último mes detuvieron a 140.000 personas en la frontera.

Alertó que, de no llegar a un acuerdo antes de la imposición de tarifas, se temía que el siguiente paso era la cancelación del nuevo tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, bautizado como T-MEC y en proceso de ratificación.

“Estimamos que el impacto sería como incrementar el IVA de golpe el 10 %. Llevaría a 1,2 millones de empleos perdidos y a la caída del PIB de más de un punto”, indicó.

Entonces, el titular de Exteriores desgranó el acuerdo y las medidas a los que se llegó.

En primer lugar, remarcó que México evitó ser “primer país de asilo” o “tercer país seguro”, que significaría que las personas que quieran buscar asilo a Estados Unidos serían remitidas a México, quien aceptaría su trámite.

Adicionalmente, confirmó el despliegue de miles de agentes de la nueva Guardia Nacional en la frontera sur, aunque recordó que este ya era un plan gubernamental.