TPD’s Chief Jordan announces retirement

Por William R. Wynn | TULSA, OK

El jefe de policía de Tulsa, Chuck Jordan, se retirará a partir del 1 de febrero de 2020, así lo anunció en una conferencia de prensa el 6 de diciembre. La carrera policial de Jordan abarca más de 40 años, todos menos dos en la ciudad de Tulsa. Jordan se unió al departamento de policía de Tulsa en 1969 después de su servicio en Vietnam, y finalmente se retiró, la primera vez, en 2011. Fue comandante de la policía civil de las Naciones Unidas durante dos años antes de unirse a la oficina del sheriff del condado de Tulsa, donde trabajó desde 2005 hasta 2009.

Jordan fue nombrado jefe interino del departamento de policía de Tulsa (TPD) en enero de 2010 por el entonces alcalde Dewey Bartlett, Jr. tras la renuncia del jefe Ron Palmer. Jordan tomó el timón en medio de una investigación federal del gran jurado sobre la corrupción en TPD y en los próximos meses dirigió al departamento a través de una grave crisis presupuestaria. Bartlett hizo oficial la posición de Jordan en noviembre de 2010, y cuando el actual alcalde de Tulsa, G.T. Bynum, asumió el cargo en diciembre de 2016, mantuvo a Jordan como jefe de policía.

Uno de los primeros logros importantes del jefe Jordan, en julio de 2011, fue dar la bienvenida a los graduados de la primera academia de policía del departamento en más de dos años en las filas del TPD.

tenía que mostrarle a esta comunidad que todas nuestras insignias no estaban manchadas”

Jordan enfrentó una crisis de liderazgo en 2011 luego de la condena de cuatro policías de Tulsa en un caso de corrupción federal. Dependió de Jordan convencer a los ciudadanos de Tulsa de que los cuatro oficiales culpables no representaban los valores del departamento, diciendo en ese momento que tenía que “mostrarle a esta comunidad que todas nuestras insignias no están manchadas”.

El 2012 trajo otro desafío a raíz de los tiroteos del Viernes Santo que dejaron a tres tulsanos de raza negra muertos y otros dos heridos. Una fuerza de tarea que Jordan reunió rápidamente para llevar a los dos asesinos ante la justicia.

Cuando un hombre negro desarmado, Terence Crutcher, fue asesinado a tiros por la policía Betty Shelby en septiembre de 2016, Jordan tuvo la difícil tarea de equilibrar la lealtad a sus oficiales con los derechos de la víctima. Shelby fue acusada de homicidio involuntario pero fue declarada inocente en su juicio.

Tras los disparos del Viernes Santo y el asesinato de Crutcher, Tulsa evitó las violentas protestas que se vieron en otras ciudades cuando ocurrieron eventos similares, y se acreditó la transparencia de la oficina de Jordan para ayudar a mantener la calma de los residentes.

Un desafío que continuó persiguiendo al TPD durante el tiempo de Jordan como jefe fue la incapacidad de aumentar significativamente el número de oficiales latinos en la fuerza. A pesar de los esfuerzos para reclutar tanto en Tulsa como fuera del estado, el departamento aún no refleja las caras de aquellos a quienes sirve en la medida en que muchos creen que es necesario para superar por completo los problemas de confianza latente entre la población inmigrante de Tulsa.

El alcalde Bynum aún no ha nombrado al sucesor de Jordan. (La semana)

Tulsa Police Chief Chuck Jordan

TPD’s Chief Jordan announces retirement

By William R. Wynn | TULSA, OK

Tulsa Police Chief Chuck Jordan will retire effective February 1, 2020, the chief announced in a December 6th press conference. Jordan’s law enforcement career spans more than 40 years, all but two of which were in the city of Tulsa. Jordan joined the Tulsa Police Department in 1969 following his service in Vietnam, eventually retiring – the first time – in 2011. He was a civilian police commander for the United Nations for two years before joining the Tulsa County Sheriff’s Office, where he worked from 2005 through 2009.

Jordan was named interim Chief of the Tulsa Police Department (TPD) in January 2010 by then mayor Dewey Bartlett, Jr. following the resignation of Chief Ron Palmer. Jordan took the helm in the middle of a federal grand jury investigation into corruption in TPD and over the next few months steered the department through a severe budget crisis. Bartlett made Jordan’s position official in November 2010, and when Tulsa’s current mayor, G.T. Bynum, took office in December 2016, the new mayor kept Jordan on as police chief.

One of Chief Jordan’s first major accomplishments, in July 2011, was welcoming the graduates of the department’s first police academy in more than two years into the ranks of the TPD.

Jordan faced a crisis of leadership in 2011 following the conviction four Tulsa police officers in a federal corruption case. It was up to Jordan to convince the citizens of Tulsa that the four guilty officers did not represent the values of the department, saying at the time that he had to “show this community that all our badges aren’t tarnished.”

2012 brought another challenge in the wake of the Good Friday shootings that left three black Tulsans dead and two others wounded. A task force Jordan put together quickly brought the two killers to justice.

When an unarmed black man, Terence Crutcher, was shot to death by white police officer Betty Shelby in September 2016, Jordan had the unenviable task of balancing loyalty to his officers against the rights of the victim. Shelby was charged with manslaughter but was found not guilty at her trial.

In the wake of both the Good Friday shootings and the killing of Crutcher, Tulsa avoided the violent protests seen in other cities when similar events occurred, and the transparency of Jordan’s office was credited with helping keep residents calm.

One challenge that has continued to dog the TPD during Jordan’s time as chief has been an inability to significantly increase the number of Latino officers on the force. Despite efforts to recruit both here in Tulsa and from out of state, the department still does not reflect the faces of those it serves to the degree many feel is necessary to fully overcome latent trust issues among Tulsa’s immigrant population.

Mayor Bynum has not yet named Jordan’s successor. (La Semana)