EEUU autorizó un test de coronavirus basado en muestras de saliva, probado en jugadores de la NBA

La prueba, denominada SalivaDirect, es más fácil y barata porque no necesita contenedores especiales para su recolección y almacenamiento. Además, el procedimiento será compartido al mundo sin buscar un rédito comercial

La Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA, en inglés) anunció ese sábao que ha autorizado por la vía urgente un test de COVID-19 basado en muestras de saliva y que se ha probado durante más de un mes en jugadores de baloncesto de la NBA.

La prueba, desarrollada por investigadores de la universidad de Yale, ha atraído la atención de muchos expertos en salud pública porque, al contrario que otros tests, no requiere un instrumento específico para registrar la muestra sino que la saliva puede almacenarse en cualquier contenedor estéril y enviarse para su examen.

El test es el quinto autorizado por la FDA que utiliza muestras de saliva para detectar la COVID-19, pero algunos analistas lo consideran especialmente prometedor en parte porque no requiere atravesar un paso extra para separar el ácido nucleico, lo que evita el problema de escasez de los kits empleados para esa operación.

De acuerdo con el diario The Wall Street Journal, eso permitirá que el producto sea mucho más asequible y accesible que el hisopado nasal, dado que almacenar cada muestra costará entre uno y cinco dólares, y podrán enviarse a cualquier laboratorio para su examen.
“Dar este tipo de flexibilidad para procesar las muestras de saliva y ver si hay infección por COVID-19 es revolucionario en cuanto a su eficiencia y a evitar la escasez de componentes cruciales para las pruebas”, dijo en un comunicado el comisionado de la FDA, Stephen Hahn.

“Como la saliva es fácil de recolectar, vimos que puede ser un cambio enorme para los diagnósticos”, indicó Anne Wyllie, profesora integrante del equipo de investigación. Los estudios de Yale indicaron que el coronavirus se mantiene estable en la saliva durante períodos prolongados en temperaturas cálidas, sin necesidad de preservantes o materiales especiales.

Con este método, los laboratorios de Yale pueden duplicar su capacidad de testeo, resaltó Chen Liu, director del departamento de patología de Yale, que validó el estudio clínico.

La NBA empezó a colaborar en junio con los investigadores de Yale y varios jugadores de la liga empezaron a enviar sus muestras de saliva para ayudar a desarrollar la prueba, denominada SalivaDirect y que permite producir hasta 90 resultados de distintas muestras en menos de tres horas, con un precio de menos de 5 dólares por test.

Según la FDA, Yale pretende compartir el protocolo de SalivaDirect con los laboratorios interesados como un “código abierto”, lo que significa que, siempre que sigan las instrucciones de los científicos que desarrollaron el test y demuestren que tienen equipos básicos, podrán procesarlo sin tener que afrontar costos comerciales.

Pruebas en la NBA

Los científicos necesitaban una gran población asintomática para comparar los resultados de sus pruebas con muestras de saliva y los de los tests nasales tradicionales, con el objetivo de garantizar la precisión de su nuevo protocolo, y la encontraron en la NBA.

De forma anónima, jugadores, técnicos y otros trabajadores de equipos de la NBA se sometieron regularmente a tests nasales, orales y de saliva y los enviaron a dos laboratorios y a los científicos de Yale que compararon los resultados de los distintos métodos. Teniendo en cuenta que estaban encerrados en la “burbuja de florida”, y eran diagnosticados muy frecuentemente, eran un universo ideal para la investigación.

El equipo de Yale continuará a partir de ahora su estudio con personal de la NBA que se encuentra en Walt Disney World, en Florida, y según el Wall Street Journal, hasta ahora no han encontrado ningún caso positivo entre quienes están concentrados en las instalaciones de ese parque, algo que puede complicar o retrasar su investigación. Para comprobar la eficacia, es alentador que no haya falsos positivos, pero necesitan comprobar que detecte casos reales.

Los esfuerzos ahora están enfocados en la detección de casos asintomáticos, responsables de una parte importante de los contagios, ya que esparcen el virus sin saberlo.

(Con información de EFE)

The FDA has granted emergency use authorization to a new saliva-based coronavirus test funded by the NBA and NBPA

On Saturday, the US Food and Drug Administration granted emergency use authorization to a saliva-based test funded by the NBA and National Basketball Players Association to be available for public use, the agency announced.

The test was developed by researchers at Yale and jointly funded by the NBA and NBPA, ESPN reported.

Called “SalivaDirect,” the saliva-based test could be priced at an incredibly low rate. Experts told ESPN that the cost per sample could be as low as $4, but patients are more likely to end up paying between $15 to $20 dollars.

The test is also accessible and easy, and those tested could get results in a matter of hours, Nathan Grubaugh, one of the senior authors of the saliva studies told ESPN.

The NBA bubble in Orlando currently uses nasal swabs, but the easy and cheap saliva-testing could potentially impact the NBA’s plans for future seasons, sources told ESPN.

The saliva tests were given to NBA players and staff, along with regular nasal swab tests to compare the results. Yale researchers discovered that the results of both kinds of tests were nearly identical, according to ESPN.

ESPN also reported that Yale, the NBA, and the NBPA do not plan to charge royalties from administering the tests.

“My goal is not to test athletes,” Grubaugh told ESPN. “That’s not my target population. My target population is everybody.”

In April, the FDA authorized a saliva-based coronavirus test developed by researchers at Rutgers. ESPN reported that those tests cost patients between $60 to $150 dollars, but that the new SalivaDirect test removed the “extraction of RNA from samples.”

“(The Yale test) loses a little bit of sensitivity, but what we gain is speed and that it should be up to 10 times cheaper,” Grubaugh told ESPN. By Inyoung Choi