Muere Delia Fiallo a los 96 años de edad

Autora de numerosas radionovelas y telenovelas de gran éxito en América Latina, hizo la carrera de Filosofía y Letras en La Habana y comenzó a escribir radionovelas en la capital cubana en 1949.

También realizó telenovelas para otros países, entre ellos Venezuela, como Leonela, La heredera, Esmeralda y Cristal. Por sus aportes al género durante los años 70 y 80 la apodaron la “madre de la telenovela latinoamericana”.

La escritora y guionista cubana Delia Fiallo, autora de numerosas radionovelas y telenovelas de gran éxito en América Latina, murió en Coral Gables, la ciudad aledaña a Miami-Dade donde residía, a los 96 años de edad, informó su hija.

«Murió en paz y rodeada de sus seres queridos», dijo al canal Televisa la hija de la autora de telenovelas como El Privilegio de Amar y Esmeralda.

Televisa no dio más detalles sobre la muerte de Fiallo, que habría cumplido 97 años el 4 de julio.

En una entrevista con Efe en 2018, Fiallo dijo que el género de la telenovela, del que ella fue precursora en Cuba y en Venezuela, fue destruido por hacer énfasis en la acción, la violencia y el narcotráfico, dejando de lado los sentimientos.

En 2018 estaba dedicada a la tarea de transformar en libros los libretos de sus populares telenovelas, como Leonela y Cristal. El primer libro que se publicó fue el de Kassandra.

Fiallo, quien recibió ese año un homenaje en Miami de la organización Herencia Cultural Cubana, dijo que los productores «no se dan cuenta o no quieren ver que están produciendo para una minoría que le gusta la violencia, la morbosidad».

La autora recordó los tiempos en los que tenía que escribir 35 páginas diarias de la telenovela de turno.

«Fueron muchos años entregados a esa tarea, escribiendo un capítulo diario yo sola, con la telenovela al aire. No podía enfermarme, no podía descansar; a veces terminaba una novela hoy y arrancaba con otra al día siguiente», recordó.

Fiallo hizo la carrera de Filosofía y Letras en La Habana y comenzó a escribir radionovelas en la capital cubana en 1949.

En 1966 salió junto con su familia de Cuba rumbo a Miami, que fue su base de operaciones en los años que trabajó como guionista de telenovelas para canales de Venezuela y también de México.

La primera de sus telenovelas fuera de Cuba fue Lucecita, que se emitió en 1967, y Cristal, emitida en 1985 y 1986, la última historia original que escribió. En España, Cristal se estrenó en 1990 y fue un éxito de audiencia.

Delia Fiallo y Venezuela
Fue en Venezuela, que no volvió a pisar desde que en 1998 Hugo Chávez resultó elegido presidente, donde escribió algunos de sus melodramas más afamados, entre ellos Leonela, La heredera, Esmeralda, su primera producción en ese país, y la mencionada Cristal.

«Venezuela me ayudó a triunfar», dijo en una entrevista previa con la agencia Efe.

La escritora cubana lamentó, además, la suerte de Venezuela, que considera su segunda patria. «Es un dolor muy grande que se repitiera en Venezuela lo que pasó en Cuba», aseguró.

Por su aportación al género del melodrama rosa en los años 70 y 80 era apodada la «madre de la telenovela latinoamericana».

Muchas de sus telenovelas fueron versionadas en distintos países de habla hispana.

Por EFE

Delia FIallo, mother of telenovelas, dies in Florida, age 96

MIAMI (AP) — Delia Fiallo, a native of Cuba who was considered the mother of Latin America’s telenovelas and wrote dozens of the popular television soap operas, died Tuesday at her home in Coral Gables, Florida, her caregiver said. She was 96.

Fiallo, whose TV hits included “Cristal,” “Kassandra” and “Leonela,” died just five days before her 97th birthday, her caregiver for the past three years, Blanca, told The Associated Press. She asked to be quoted only by her first name.

The caregiver gave no cause of death but said Fiallo died at her home surrounded by her children.

Fiallo’s telenovelas like “Lucecita,” “Peregrina,” “María de nadie,” “Pobre diabla” and “Esmeralda” were translated into languages such as Japanese and Czech, reaching millions of people in more than a hundred countries. She finished “Cristal,” the last of her 43 telenovelas, more than three decades ago.

By GISELA SALOMON