Las potencias occidentales vetaron a bancos rusos del sistema SWIFT, sancionaron al Banco Central y bloquearon los “pasaportes dorados” de los multimillonarios

La medida afectará a ciertas entidades, que serán excluidos del sistema financiero internacional. También paralizarán los activos de la autoridad monetaria rusa. Se trata de la batería de medidas económicas más duras contra el Kremlin desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania

Las potencias occidentales acordaron este sábado un veto a “ciertos” bancos rusos del sistema financiero SWIFT, el congelamiento de los activos del Banco Central de Rusia, y la suspensión de los pasaportes dorados de los oligarcas rusos, en un movimiento que busca afectar aún más a Rusia en el contexto de la invasión a Ucrania.

“Esto asegurará que estos bancos sea desconectados del sistema financiero internacional y dañará su habilidad de operar globalmente”, expresaron en un comunicado.

Así lo confirmó la presidenta de la Comisión Europea, la alemana Ursula von der Leyen, tras varios días en los que algunos países habían presentado resistencias a tomar esa medida, por los efectos que ésta podría tener sobre sus economías.

Tanto Von der Leyen como el presidente de EEUU, Joe Biden, han denunciado al unísono las “acciones bárbaras” de Rusia cometidas contra la población ucraniana, que han motivado esta nueva ronda de sanciones con el consenso del canciller alemán, Olaf Scholz, el presidente francés, Emmanuel Macron, el primer ministro de Italia, Mario Draghi, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y el primer ministro británico, Boris Johnson.

Por eso, y a la exclusión de “ciertos bancos escogidos” del SWIFT, se suman medidas adicionales contra “el despliegue de las reservas internacionales del Banco Central de Rusia”, así como la prohibición a los “oligarcas rusos” para realizar operaciones en los mercados occidentales, además de bloquear sus procesos de ciudadanía en función de sus inversiones en el extranjero, los llamados “pasaportes dorados”.

Estas medidas van específicamente destinadas contra el “cofre de guerra” del presidente ruso, Vladimir Putin, en línea de la promesa a las autoridades rusas de que la invasión de Ucrania tendrá como consecuencia “un enorme precio a pagar” que redundará en su “aislamiento internacional”, dijo Von der Leyen.

“Estamos con el pueblo ucraniano en esta hora oscura”, agregó Biden. “Incluso más allá de las medidas que anunciamos hoy, estamos preparados para tomar más decisiones para que Rusia rinda cuentas por su ataque a Ucrania”.

Western leaders sanction Russia central bank and cut some lenders from Swift

Demetri Sevastopulo in Washington and Sam Fleming in Brussels

The US and western allies will place sanctions on the Russian central bank and remove some Russian banks from the Swift global payments system, in the harshest response to the Ukraine invasion.

In a joint statement, the US, UK, Canada, France, Germany, Italy and the European Commission said they would “prevent the Russian central bank from deploying its international reserves in ways that undermine the impact of our sanctions”.

“We will hold Russia to account and collectively ensure that this war is a strategic failure for Putin,” they added.

The group said they would take more measures against enablers of the invasion, including limiting the sale of “golden passports” that “let wealthy Russians connected to the Russian government become citizens of our countries and gain access to our financial systems”.

Ursula von der Leyen said she would propose to EU leaders that they should “paralyse the assets of Russia’s central bank” in order to freeze its transactions and make it impossible for it to liquidate its assets.

The joint action is the harshest measure imposed on Russia over its invasion of Ukraine. The US has previously only imposed sanctions on the central banks of Iran, Venezuela and North Korea.