Sismo de 7.7 grados sacude a México / Major earthquake strikes Mexico on ‘cursed’ anniversary, at least one dead

Un fuerte terremoto de magnitud 7,7 sacude el centro de México en el aniversario de dos grantes sismos. (BBC Mundo)

Al igual que ocurrió hace en 1985 y 2017, un fuerte sismo sacudió México este 19 de septiembre, causando la muerte en esta ocasión de al menos una persona.

La magnitud del terremoto de este lunes fue de 7,7, según informó el Servicio Sismológico Nacional mexicano. El epicentro estuvo localizado 59 kilómetros al sur de Coalcomán, en el estado de Michoacán, y a 10 km de profundidad.

El sismo se sintió con fuerza en Ciudad de México y en al menos otras 11 entidades del centro-oeste del país.

El presidente, Andrés Manuel López Obrador, reportó un fallecido en el municipio de Manzanillo, en el estado de Colima, tras la caída de una barda de una tienda.

Tras el sismo, el centro de monitoreo de tsunamis de Estados Unidos alertó de un posible tsunami en las costas del Pacífico de México, aunque luego la alerta fue desactivada.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) informó sobre un “levantamiento en el nivel del mar” registrado en Manzanillo con una amplitud máxima registrada de 124 centímetros.

Sin embargo, Protección Civil del estado de Colima descartó la alerta de tsunami para las costas de la entidad “aunque se esperan variaciones en el oleaje”, publicó en su cuenta de Twitter, a la vez que pidió evitar acercarse a las playas.

El sismo de este lunes se registró precisamente en el aniversario de los dos grandes terremotos que golpearon el país con fuerza en 1985 y 2017, dejando cientos de muertos.

Familiares de las 26 víctimas (entre ellos, 19 niños) que murieron en el colegio Rébsamen de la capital mexicana hace cinco años, de hecho, se encontraban guardando un minuto de silencio por la tragedia cuando fueron sorprendidos por este nuevo temblor.

También en el marco de este aniversario, y menos de una hora antes del temblor de este lunes, México realizó el simulacro nacional de sismos para que la población estuviera preparada.

Experto afirma que zona del sismo en México carece de observación geofísica

Ciudad de México, 20 sep. La zona en la que ocurrió el sismo de magnitud 7,7 este lunes, en el occidente mexicano, carece de instrumentación geofísica para medir las deformaciones de la corteza terrestre que provocan los terremotos por falta de inversión pública e inseguridad, lamentó este martes el científico Víctor Manuel Cruz Atienza.

En un radio de 100 kilómetros hay solo un observatorio del Servicio Sismológico Nacional (SSN) y un sistema de posicionamiento global (GPS) complementario, indica a Efe el investigador del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), uno de los más reputados sismólogos mexicanos.

Esto sucede, según el científico, cuando lo que “se requiere sería al menos 12 estaciones más en tierra” para estimar correctamente el potencial sísmico en Michoacán, donde fue el epicentro del temblor, que dejó dos muertos y 10 heridos.

Coalcomán, donde rompió el sismo este lunes, es una zona al oeste del epicentro del terremoto del 19 de septiembre de 1985, a unos 65 kilómetros “de aquel trágico magnitud 8”, cuenta Cruz Atienza.

“En ese mismo lugar ocurrieron sismos similares en 1941 de magnitud 7,7, en 1973 de magnitud 7,5 cuyas réplicas parecen coincidir con el área de ruptura del de ayer, y en 1986 de 7, así que habían transcurrido por lo menos 36 años desde la última ruptura”, explica el científico.

¿CASUALIDAD?

El terremoto de este lunes causó conmoción en México por ocurrir en la misma fecha que los del 19 de septiembre de 1985 y 2017, considerados los dos más destructivos en la historia reciente de México.

Sobre la casualidad de las fechas entre los temblores de 1985, 2017 y el del lunes, el sismólogo aclara que en el “conocimiento científico acumulado” no existe razón física alguna, ningún proceso observable o teoría que explique por qué estos tres sismos ocurrieron el mismo día.

Cruz Atienza es pesimista sobre la reacción de la sociedad, a la que cree será difícil convencer de la verdad, y es que septiembre no es el mes que más terremotos de gran magnitud se producen en México, como es la percepción popular.

Preguntado por Efe si el terremoto del lunes puede ser un sismo precursor, es decir, antesala de uno más grande, Cruz Atienza responde que nunca puede saberse, pero que es “muy poco probable aunque existe la posibilidad”.

Aclara que hay ejemplos en el mundo, donde sismos de magnitud superior a 7 han precedido una ruptura mayor.

“En México no es el caso hasta ahora”, concluye al respecto.

Sin embargo, Cruz Atienza y su equipo demostraron cómo el terremoto de magnitud de 8,2 de Tehuantepec el 7 de septiembre de 2017 alteró las propiedades de las rocas y provocó la secuencia de los terremotos de Pinotepa en febrero de 2018 y sobre todo en Puebla y Morelos el 19 de septiembre de 2017, cuando hubo 370 muertos.

Sobre si el acontecido este lunes pudiese provocar la misma alteración y producir un sismo potencialmente devastador en la cercanía de la capital mexicana, el sismólogo señala que sismos de magnitud comparable han ocurrido varias veces en México y en ningún caso se han visto perturbaciones en la sismicidad regional, como la que produjo el terremoto de 2017 en Tehuantepec.

Ese terremoto efectivamente “debilitó” las rocas en la interfaz de placas durante al menos 2 años, reconoció.

En cambio, dijo, la amplitud de las ondas generadas por el sismo del lunes son sensiblemente menores, por lo que no esperaría nada anómalo.

Cruz Atienza está en búsqueda de fondos para continuar el proyecto de investigación que inició en 2016 con la Universidad de Kyoto y su propia casa de estudios, la UNAM.

La falta de inversión pública de la actual Administración, que redujo los fondos destinados a prevención de desastres y a la investigación científica en México contrasta con la reacción de preocupación que el lunes mostró el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Para Cruz Atienza, las autoridades tienen “la obligación moral” de guiarse por los expertos.

“Tengo la impresión de que el conocimiento científico resulta poco atractivo en nuestro país”, manifestó.

Major earthquake strikes Mexico on ‘cursed’ anniversary, at least one dead

MEXICO CITY, Sept 19 (Reuters) – A powerful earthquake struck western Mexico on Monday on the anniversary of two devastating temblors, killing at least one person, damaging buildings, knocking out power and sending residents of Mexico City scrambling outside for safety.

One person was killed in the Pacific port of Manzanillo when a department store roof collapsed on them, the government said. Authorities also reported damage to several hospitals in the western state of Michoacan near the epicenter, which was in a sparsely populated part of Mexico. One person was injured by falling glass at one of the hospitals, the government said.

The magnitude 7.6 quake hit shortly after 1 p.m. (1800 GMT) near the western coast and close to the Michoacan border with the state of Colima – where Manzanillo is located, the U.S. Geological Survey (USGS) said.

The quake was relatively shallow, at only 15 km (9 miles) deep, which would have amplified its impact.

The U.S. Pacific Tsunami Warning Center issued a tsunami warning for parts of Mexico’s coast, saying waves reaching 1 to 3 meters (3 to 9 feet) above the tide level were possible.

Mexico City Mayor Claudia Sheinbaum said there were no immediate reports of major damage in the capital after the tremors, which rumbled through Mexico on the same day as destructive quakes battered the country in 1985 and 2017.

“It seems like a curse,” Isa Montes, a 34-year-old graphic designer in the city’s central Roma neighborhood, said of the quake’s timing as helicopters flew overhead, surveying the city.

The National Autonomous University of Mexico (UNAM), one of the country’s most prestigious seats of higher learning, said there was no scientific explanation for three major quakes on the same day and attributed it to pure coincidence.

But others could not quite believe it.
“It’s this date. There’s something about the 19th,” said Ernesto Lanzetta, a business owner in the Cuauhtemoc borough of the city. “The 19th is a day to be feared.”
Thousands of people were killed in the Sept. 19, 1985 earthquake and more than 350 died in the Sept. 19, 2017 quake.

Many Mexicans reacted to the latest quake by posting an array of memes online venting their amazement.

Before first announcing the death in Manzanillo, President Andres Manuel Lopez Obrador had said there was material damage near the epicenter. Images posted on social media showed buildings badly damaged.

Mexican authorities said the seismic alert had sounded nearly two minutes before the quake struck, giving residents time to evacuate their homes.

Still, some people in the capital struggled to grasp it was a real quake as the government had already sounded the alarm earlier in the day as a practice exercise commemorating the past earthquakes on the same day.