El día más mortal de Tulsa en más de 30 años / Tulsa’s deadliest day in over 30 years

Por William R. Wynn | TULSA, OK

Un adolescente asesinado a tiros en un partido de fútbol de la escuela secundaria McLain el pasado viernes fue una de las cuatro víctimas de homicidio en Tulsa en un período de 24 horas, marcando el día más mortífero que la ciudad ha visto en tres décadas.

Se supone que el regreso a casa es un día especialmente feliz y memorable para los estudiantes de secundaria, un momento en el que la promesa del nuevo año escolar está fresca y llena de esperanza. Esa promesa se vio trágicamente truncada el viernes para Terron Yarbrough, de 17 años, que murió tras ser alcanzado por los disparos que se produjeron en el instituto, cerca de 4900 N. Peoria. Otras tres personas resultaron heridas, entre ellas otro joven de 17 años que permanece hospitalizado, así como una niña de 9 años y un joven de 20 años. Los nombres de las víctimas supervivientes aún no se han hecho públicos.

El departamento de policía de Tulsa emitió un comunicado en el que detallaba lo sucedido después de que los agentes fueran convocados al instituto McLain poco antes de las 22:00 horas del viernes 30 de septiembre.

“Cuando los oficiales llegaron, encontramos dos víctimas entre la multitud de cientos de personas. Un joven de 17 años fue declarado muerto en la escena. Otro joven de 17 años fue trasladado a un hospital local en estado crítico, pero ha mejorado a condición estable en este momento”, declaró el TPD. “Decenas de agentes se concentraron en la zona para ayudar a controlar la multitud y buscar al sospechoso. Nuestra unidad K-9 y varios agentes recorrieron los barrios cercanos, ya que creemos que el sospechoso huyó a pie. Por desgracia, el rastro se perdió”.

Los esfuerzos adicionales de la policía para identificar al tirador no han tenido éxito.

“En este momento, creemos que el sospechoso está armado y es peligroso, y la única descripción que tenemos es la de un hombre negro de 17 años”, dijo la policía. “Los detectives de homicidios están trabajando activamente en este caso. Esperamos que de los cientos de personas que hay aquí, algunos se presenten y ayuden en esta investigación”.

En otro lugar de Tulsa, el viernes pasado, otras tres personas perdieron la vida en homicidios no relacionados.

Alrededor de las 12:45 de la mañana del viernes, la policía respondió a una llamada de un tiroteo en el Shades Bar & Grill, cerca de Pine y Yale. La persona que llamó al bar dijo que un hombre hispano había entrado en el bar con lo que parecía ser una herida de bala, pero más tarde se determinó que era de un apuñalamiento. La víctima fue declarada muerta en el lugar de los hechos. La policía detuvo más tarde a Pascual Medrano por el asesinato.

No pasó mucho tiempo antes de que el día viera su segundo asesinato.

“El 30/9/2022 alrededor de la 1:20 a.m., los oficiales respondieron a una llamada de un tiroteo en los apartamentos Sunset Plaza cerca de MLK e Independence”, informó el TPD. “La persona que llamó dijo que Camreion Williams disparó a Pete Clifton, y luego dejó la escena. Los paramédicos llevaron a Clifton al hospital donde murió poco después”.

La policía dijo que Clifton era el padrastro de Williams.

Williams fue arrestado más tarde en el centro de la ciudad después de conducir a los oficiales en una persecución a través del centro de negocios Cox.

El viernes por la noche, poco antes de las 7:30 pm, Fedro Givens, de 18 años, murió después de recibir tres disparos en el pecho en el mirador de los apartamentos Echo Trail, cerca de la 63ª y la avenida South 107th East. Los dos sospechosos de ese asesinato siguen prófugos.

Saliendo para una noche de diversión y fútbol, Yarbrough se convirtió en la 61ª víctima de homicidio de Tulsa en 2022, un año que ya está entre los más mortíferos de la ciudad. (La Semana)

Tulsa police say a teen was killed Friday night in the city’s fourth homicide within the past 24 hours. (KTUL via CNN Newsource)

Tulsa’s deadliest day in over 30 years

By William R. Wynn | TULSA, OK

A teenager shot and killed at a McLain High School football game last Friday was one of four homicide victims in Tulsa in a 24-hour period, marking the deadliest single day the city has seen in three decades.

Homecoming is supposed to be an especially happy and memorable day for high school students, a time when the promise of the new school year is fresh and full of hope. That promise was tragically cut short on Friday for Terron Yarbrough, 17, who died after being struck by gunfire that erupted at the high school near 4900 N. Peoria. Three other people were injured, including another 17-year-old who remains hospitalized, as well as a 9-year-old girl and a 20-year old. The names of the surviving victims have not yet been released.

The Tulsa Police Department issued a statement detailing what happened after officers were summoned to McLain High School shortly before 10:00 pm on Friday, September 30th.

“When Officers arrived, we found two victims amongst the crowd of hundreds. One 17-year-old male was pronounced dead at the scene. Another 17-year-old was taken to a local hospital in critical condition, but has improved to stable condition at this time,” the TPD stated. “Dozens of Officers converged in the area assisting with crowd control and looking for the suspect. Our K-9 Unit and several Officers scoured the nearby neighborhoods as we believe the suspect took off on foot. Unfortunately, the trail went cold.”

Further efforts by police to identify the shooter have not been successful.

“At this time, we believe the suspect to be armed and dangerous, and the only description we have is a 17-year-old Black male,” police said. “Homicide Detectives are actively working this case. We hope that of the hundreds of people here, some will come forward and help with this investigation.”

Elsewhere in Tulsa last Friday, three other people lost their lives in unrelated homicides.

At around 12:45 a.m. on Friday, police responded to a call of a shooting at the Shades Bar & Grill near Pine and Yale. The caller in the bar said a Hispanic male had walked into the bar with what appeared to be gunshot wound, but was later determined to be from a stabbing. That victim was pronounced dead on the scene. Police later arrested Pascual Medrano for the murder.

It wasn’t long before the day saw its second killing.

“On 9/30/2022 around 1:20 a.m., Officers responded to a call of a shooting at the Sunset Plaza Apartments near MLK and Independence,” the TPD reported. “The caller said Camreion Williams shot Pete Clifton, then left the scene. Paramedics rushed Clifton to the hospital where he died a short time later.”

Police said Clifton was Williams’ stepfather.

Williams was later arrested downtown after leading officers on a chase through the Cox Business Center.

Friday evening shortly before 7:30 pm, 18-year-old Fedro Givens died after being shot in the chest three times at the Echo Trail Apartments gazebo near 63rd and South 107th East Avenue. The two suspects in that killing are still at large.

Out for an evening of fun and football, Yarbrough became Tulsa’s 61st homicide victim of 2022, a year that is already among the city’s deadliest. (La Semana)