El mata perros de Owasso

Owasso, OK – – El martes pasado la policía de Owasso arrestó a un hombre, quién estuvo directamente implicado con un caso de crueldad animal. 

Todo comenzó cuando una llamada alertó al departamento de policía sobre un caso de disturbios domésticos, según la persona que llamó para solicitar ayuda de la policía, estaba escuchando gritos y muchos ruidos como de golpes en una casa de su vecindario.  Sin más los agentes se dirigieron al lugar y llamaron a la puerta del hogar en donde se había reportado el disturbio, pero grande fue la sorpresa de los policías cuando vieron que la mujer que les abrió la puerta estaba manchada de sangre, de inmediato varios agentes entraron a la vivienda y notaron que también había sangre por las paredes, por lo que rápidamente la mujer dijo a los agentes que la sangre no era suya y tampoco de su esposo, sino que había sido su esposo quien había atacado al perro golpeándolo de forma brutal. Los agentes se adentraron más en la vivienda y efectivamente encontraron a un perro que estaba agonizando y se veía severamente lastimado, tanto así que el perro tuvo que ser puesto a dormir por medio de una inyección pues ya no había nada que hacer por él. Momentos después los oficiales detuvieron al hombre quien fue identificado como Kenneth Kittrell,  quien confesó haber golpeado al perro con un hacha en la cabeza porque este se había metido al cesto de basura. 

El hombre ahora esta enfrentando cargos por maltrato animal y podría pasar un tiempo en prisión.   

 

Owasso man accused of killing a dog
Owasso, OK – – Last Tuesday Owasso police arrested a man who was directly implicated in a case of animal cruelty.
It all started when a call alerted the police department about a case of domestic disturbance. According to the people who called to ask for help from the police, they heard screams and many noises like beatings in a house in the neighborhood. Owasso police arrived on the scene and knocked on the door of the home where the disturbance had been reported, and the officers were very surprised when they saw that the woman who opened the door was stained with blood. Several officers immediately entered the house and noticed that there was also blood on the walls, so the woman quickly told the agents that the blood was not hers or her husband’s, but that it was her husband who had brutally attacked a dog. The officers went further into the house and actually found a dog that was dying and looked severely injured, so much so that the dog had to be put to sleep by means of an injection because there was nothing to do for him. Moments later the officers arrested a man identified as Kenneth Kittrell, who confessed to striking the dog on the head with an ax because he had gotten into the trash can.
The man is now facing charges of animal abuse and could spend time in prison.