Critican al candidato para liderar el EPA

Esta semana el comité del senado de obras públicas y ambiente votará la nominación de Andrew Wheeler para director del EPA. Además de tener buena relación con los principales productores de contaminación del estado y ser un gran detractor de las principales leyes de protección contra el cambio climático, Wheeler es conocido por su negativa a considerar las emisiones tóxicas y limpiar las comunidades contaminadas por químicos polifluorados alkilantes (PFAS).  Estos químicos de alta toxicidad se encuentran contaminando las aguas de cientos de comunidades a lo largo de todo el país. Se calcula que 110 millones de americanos toman todos los días agua contaminada por PFAS. 

Wheeler cuenta con David Dunlap, ex empleado de industrias Koch, sirviendo como funcionario en la oficina de investigación y desarrollo de la EPA. Dunlap está considerando qué pasaría y cómo el EPA podría regular los químicos tóxicos , a pesar de que la subsidiaria de industrias Koch, Georgia Pacific, utiliza PFAS en algunos de sus productos y tiene al menos una demanda en su contra por la contaminación que ha causado. 

Los PFAS están en la sangre del 98% de los americanos, y están relacionados con menor efectividad de vacunas, daños en el riñón y el hígado, enfermedades tiroideas, asma, infertilidad, complicaciones en el embarazo, bajo peso al nacer y cáncer. Si el EPA no actúa, las empresas continuarán tirando estos contaminantes en las redes pluviales y el los ríos contaminando todas nuestra red de aguas, nuestros barrios, nuestras bases militares. 

El Fondo de Defensa del Medioambiente analizó las emisiones de las papeleras que utilizan PFAS en la producción de paquetes  a prueba de grasa y aceite. El Rio Rojo del Sur en Texas, , Oklahoma, Arkansas, y Luisiana está contaminado con PFAS. 

Nominee to head EPA criticized 

This week the Senate Environment and Public Works Committee will voted to advance acting EPA Administrator Andrew Wheeler’s nomination. On top of being cozy with polluters and rolling back our biggest protections against climate pollution, Wheeler is in the hot seat for his refusal to address toxic emissions and clean up polluted communities from per- and polyfluoroalkyl (PFAS) chemicals. These toxic chemicals are fueling a water contamination crisis in hundreds of communities across the country. As many as 110 million Americans could be drinking PFAS contaminated water.   

Wheeler has David Dunlap, a former Koch Industries employee serving as a deputy in EPA’s Office of Research and Development. Dunlap is overseeing how and if EPA will regulate the toxic chemical despite Koch Industries subsidiary Georgia-Pacific using PFAS in some of its products and facing at least one class-action lawsuit related to contamination from the chemicals. 

PFAS are in the bloodstream of an estimated 98% of Americans, and are linked to decreased effectiveness of childhood vaccines, liver and kidney damage, increased risk of thyroid disease, increased risk of asthma, decreased fertility, pregnancy complications, lower birth weights, and cancer. Without EPA action, the toxic chemical continues to be dumped into waterways and wild places and into water supplies serving our neighborhoods and military bases.  

The Environmental Defense Fund analyzed emissions from paper and pulpmills that use PFAS in the production of greaseproof food packaging. The Red River of the South in Texas, Oklahoma, Arkansas, and Louisiana is likely contaminated with PFAS.