Consejos de seguridad para cuando se va la luz

TULSA, OK – Las tormentas del lunes por la noche dejaron sin electricidad a más de 100,000 residencias y negocios en todo el estado. El Departamento de Salud del Estado de Oklahoma (OSDH) está ofreciendo consejos de seguridad para prevenir enfermedades y lesiones en los próximos días.

Scott Sproat, director del servicio de preparación y respuesta ante emergencias de OSDH, dijo que es importante tener en cuenta la seguridad de los alimentos cuando ha habido una pérdida de energía durante más de cuatro horas.

“Cualquier alimento refrigerado como carnes, lácteos, huevos o sobras debe desecharse para prevenir enfermedades transmitidas por los alimentos”, dijo Sproat. “Lo mismo también es cierto para cualquier alimento que pueda haber estado en contacto con tormentas o inundaciones. En caso de duda, deséchelo.

Los alimentos congelados generalmente se pueden mantener hasta 48 horas sin electricidad. Un producto congelado que se haya descongelado no debe volver a congelarse, debe usarse inmediatamente o desecharse. Cualquier persona que tenga preguntas sobre la medicación del agua o la falta de refrigeración debe comunicarse con su proveedor de atención médica.

Otra preocupación principal durante un corte de energía es el envenenamiento por monóxido de carbono de fuentes alternativas de energía, como generadores, parrillas y estufas de campamento. El gerente de emergencias de OSDH, Darrell Eberly, dijo que estos dispositivos deben usarse al aire libre y nunca dentro de una casa, garaje o sótano.

“El monóxido de carbono es un gas inodoro que se encuentra en los gases de combustión producidos por pequeños motores, estufas y cocinas de gas”, dijo Eberly. “El uso inadecuado de los generadores puede causar envenenamiento accidental con monóxido de carbono, lo que puede conducir a la pérdida de conciencia e incluso la muerte”.

Los funcionarios de salud también recomiendan un refuerzo contra el tétanos para aquellos involucrados en la limpieza de escombros, ramas de árboles u otros objetos que pueden causar una herida punzante.