Coronavirus: cuánto tiempo sobrevive el virus causante de covid-19 en distintas superficies / Covid-19: How long does the coronavirus last on surfaces?

Mientras el nuevo coronavirus (SARS-CoV–2) se expande por el mundo, los científicos están empezando a entender la capacidad de supervivencia y poder infeccioso del patógeno fuera del cuerpo humano.

Hasta está semana, el covid-19, la enfermedad que produce el virus y que fue detectada por primera vez en Wuhan, China, a fines de diciembre de 2019, había afectado a más de 200 mil personas y causado más de 8 mil muertes en 160 países, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS advierte que una persona puede contraer el virus al aspirar gotitas de las secreciones que un paciente infectado expulsa cuando tose o estornuda, y al llevarse las manos a la cara luego de haber tocado ciertas superficies en las que ha caído el virus.

Ahora un nuevo estudio publicado en el New England Journal of Medicine este martes arroja más luz sobre cuánto tiempo puede mantenerse activo el SARS-CoV-2 en las secreciones y en cada una de estas superficies.

El virus puede mantener su poder infeccioso por horas e incluso días, dependiendo del material en el que se encuentre, según los resultados de la investigación que realizaron el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) de Estados Unidos, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU., la Universidad de California en Los Ángeles y la Universidad de Princeton.

Hasta tres días
Para evaluar la supervivencia del SARS-CoV-2 en las secreciones de la tos y los estornudos, los autores del estudio recrearon en sus laboratorios las gotitas de estas sustancias que expulsa una persona infectada.

El experimento mostró que un porcentaje reducido del virus puede mantenerse activo en las secreciones hasta por tres horas. Y cada vez que alguien tose, puede producir hasta 3.000 gotitas de secreciones, según un estudio de 2009 de la OMS.

Los científicos también midieron la resistencia del SARS-CoV-2 en materiales como el acero inoxidable, el plástico, el cartón y el cobre.

En el acero inoxidable y el plástico un porcentaje del virus sobrevivió y conservó su capacidad infecciosa hasta por tres días.

Estos hallazgos sugieren que el virus podría permanecer esta cantidad de tiempo en manijas de puertas, encimeras (o poyos) plastificadas o laminadas y otras superficies duras.

Pero hay opciones para eliminarlo. Un estudio publicado en el Journal of Hospital Infection en marzo muestra que los corona­virus “pueden desactivarse eficazmente al desinfectar las superficies con etanol al 62-71%, peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) al 0.5% o hipoclorito de sodio (lejía doméstica) al 0.1% en 1 minuto”.

Vida más corta
La supervivencia del SARS-CoV-2 en otros materiales resultó menor que en el acero y el plástico.

El virus sobrevivió solo 24 horas en superficies de cartón y apenas cuatro horas en cobre.

“Las fibras naturales absorbentes en el cartón pueden hacer que el virus se seque más rápido que en el plástico y el metal”, dijo Vincent Munster, jefe de la sección de Ecología de Virus de los Laboratorios Rocky Mountain y uno de los que dirigió el estudio, a Richard Grey, de BBC Future.

Aún no está claro cuánto tiempo puede sobrevivir el virus en la ropa y otras superficies más difíciles de desinfectar.

La temperatura y la humedad también pueden afectar el tiempo que el virus sobrevive fuera del cuerpo humano.

“[Actualmente] estamos reali­zando experimentos de segui­miento para investigar el efecto de la temperatura y la humedad con más detalle”, dijo Munster a BBC Future.

Prevención
Todavía no se sabe exactamente cuántos casos de covid-19 son consecuencia del contacto con superficies contaminadas, pero los expertos aconsejan tener precaución.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU., la OMS y otras autoridades sanitarias enfatizan que tanto lavarse las manos como desinfectar diariamente las superficies que se tocan con frecuencia son clave para prevenir la propagación del covid-19.

Los expertos también recomiendan cubrirse la boca con el pliegue del codo cuando toses o estornudas, o usar un pañuelo descartable y desecharlo en un contenedor de basura cerrado.

Munster también destaca la importancia de estas medidas de higiene ante la capacidad del virus para resistir durante tanto tiempo. “Este virus tiene el potencial de transmitirse a través de rutas varia­das”, dice el experto.

Supervivencia similar
Los autores del estudio compararon la supervivencia del nuevo coronavirus con la del SARS-CoV-1, el más “parecido” de la familia de coronavirus y que causa el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS).

Esta enfermedad afectó a más de 8.000 personas en 26 países y causó cerca de 800 muertes en 2003, a lo largo de ocho meses.

La tasa de supervivencia de ambos virus en distintas superficies resultó similar, dice el estudio.

Entonces, ¿por qué la propagación del covid-19 viene siendo mucho mayor?
Las diferencias pueden deberse a factores como “las altas cargas virales (del nuevo coronavirus)” en las vías respiratorias y “la posibilidad de que las personas infectadas con SARS-CoV-2 transmitan el virus mientras son asintomáticas”, dicen los autores de la investigación.

“Esto haría que las medidas de control de enfermedades que fueron efectivas contra el SARS-CoV-1 fueran menos efectivas contra su sucesor”, alerta el Instituto Nacional de Salud de EE.UU. en un comunicado sobre el estudio de supervivencia.

Covid-19: How long does the coronavirus last on surfaces?

We can pick up the Covid-19 by touching surfaces contaminated with the new coronavirus, but it is only just becoming clear how long the virus can survive outside the human body.

As Covid-19 has spread, so has our fear of surfaces. There are now some familiar scenes in public places around the world – people trying to open doors with their elbows, commuters studiously surfing their way through train journeys to avoid grabbing a handle, office workers rubbing down their desks each morning.

In the areas worst hit by the new coronavirus, teams of workers in protective clothing have been dispatched to spray a fog of disinfectant in plazas, parks and public streets. Cleaning regimes in offices, hospitals, shops and restaurants have been increased. In some cities, well-meaning volunteers even venture out at night to scrub the keypads of cash machines.

Like many respiratory viruses, including flu, Covid-19 can be spread in tiny droplets released from the nose and mouth of an infected person as they cough. A single cough can produce up to 3,000 droplets. These particles can land on other people, clothing and surfaces around them, but some of the smaller particles can remain in the air. There is also some evidence that the virus is also shed for longer in faecal matter, so anyone not washing their hands thoroughly after visiting the toilet could contaminate anything they touch.

It is worth noting that, according to the Centers for Disease Control and Prevention, touching a surface or object with the virus and then touching one’s own face “is not thought to be the main way the virus spreads”. Even so, the CDC, the World Health Organization and others health authorities, have emphasised that both washing one’s hands and cleaning and disinfecting frequently touched surfaces daily are key in preventing Covid-19’s spread. So although we still don’t know exactly how many cases are being caused directly by contaminated surfaces, experts advise exercising caution.

One aspect that has been unclear is exactly how long SARS-CoV-2, the name of the virus that causes the disease Covid-19, can survive outside the human body. Some studies on other coronaviruses, including Sars and Mers, found they can survive on metal, glass and plastic for as long as nine days, unless they are properly disinfected. Some can even hang around for up to 28 days in low temperatures.

Coronaviruses are well known to be particularly resilient in terms of where they can survive. And researchers are now beginning to understand more about how this affects the spread of the new coronavirus. (Read more about the global fight against Covid-19.)

Neeltje van Doremalen, a virologist at the US National Institutes of Health (NIH), and her colleagues at the Rocky Mountain Laboratories in Hamilton, Montana, have done some of the first tests of how long SARS-CoV-2 can last for on different surfaces. Their study, which has been published in the New England Journal of Medicine, shows that the virus could survive in droplets for up to three hours after being coughed out into the air. Fine droplets between 1-5 micrometres in size – about 30 times smaller than the width of a human hair – can remain airborne for several hours in still air.

It means that the virus circulating in unfiltered air conditioning systems will only persist for a couple of hours at the most, especially as aerosol droplets tend to settle on surfaces faster in disturbed air.

But the NIH study found that the SARS-CoV-2 virus survives for longer on cardboard – up to 24 hours – and up to 2-3 days on plastic and stainless-steel surfaces. (Learn how to clean your mobile phone properly.)

The findings suggest the virus might last this long on door handles, plastic-coated or laminated worktops and other hard surfaces. The researchers did find, however, that copper surfaces tended to kill the virus in about four hours.

But there is a speedier option: research has shown that coronaviruses can be inactivated within a minute by disinfecting surfaces with 62-71% alcohol, or 0.5% hydrogen peroxide bleach or household bleach containing 0.1% sodium hypochlorite. Higher temperatures and humidity also tend to result in other coronaviruses dying quicker, although research has shown that a related coronavirus that causes Sars could be killed by temperatures above 56°C or 132°F (hotter than even a bath scalding enough to cause injury) at a rate of about 10,000 viral particles every 15 minutes.