Los peligros de comer a escondidas / The Hazards of Sneaking Food

Muchos niños en edad escolar comen a escondidas, con frecuencia creyendo (o al menos con la esperanza) de que nunca los descubrirán.

Si su niño está comiendo a escondidas, los siguientes consejos le pueden servir:

Por qué los niños comen a escondidas
Es importante entender por qué un niño siente la necesidad de comer a escondidas. A veces los niños simplemente no pueden controlar sus emociones y encuentran en los alimentos algo que los calma y reconforta. Otras veces, los niños se pueden estar sintiendo ansiosos, estresados, aburridos o tristes.

Qué puede hacer usted
Dígale que usted sabe que está comiendo a escondidas. Anímelo para que le diga porqué lo está haciendo. Deje que su niño hable la mayor parte del tiempo y escuche con cuidado lo que él o ella está tratando de decir.

Tranquilice a su niño y dígale que usted lo quiere y que hará todo lo que pueda para ayudarle con el problema.

Hay que pedir; y no hacerlo a escondidas
En vez de decirle al niño, “¡no comas a escondidas!” anímelo para que le pida de comer cuando quiera. Encuentre la manera de recompensarlo cuando deja de comer a escondidas.

Qué puede hacer usted
En el caso de un niño pequeño, dele una estampita engomada o una estrella como recompensa cada vez que él o ella le pide algo de comer. Otras ideas pueden ser leer una historia más antes de ir a dormir o darle puntos como recompensa que puede reunir para comprar un juguete barato o para utensilios escolares.

Para un niño más grande, empiece un sistema de puntos que el niño pueda acumular para un boleto para ir al cine, un día en la pista de patinaje o el zoológico o para un DVD o un videojuego.

Sugiera otras cosas para hacer en vez de comer, tales como ir de paseo en bicicleta ir a caminar al parque, jugar con los amigos o hacer ejercicio con un video de ejercicios.

Recuerde
Es muy importante ayudar a su niño a adoptar hábitos sanos para comer y para la actividad física que le duren toda la vida. Empiece poco a poco, sirviéndole a su niño alimentos apropiados y animándolo a hacer actividades físicas todos los días, de esta forma, cualquier preocupación sobre su peso que exista ahora no será un problema cuando su niño crezca.

Fuente Caring for Your Teenager (American Academy of Pediatrics)

The Hazards of Sneaking Food

Plenty of children sneak food, often believing (or hoping) that they’ll never get caught. In most families, sneaking food doesn’t go undetected for long.

If your child sneaks food, the following tips may help.

Why Kids Sneak Food
It’s important to understand why a child might feel the need to sneak food. Sometimes children find emotions simply too hard to handle, and they find food soothing and comforting. Other times, children might be feeling anxious, stressed, bored, or sad.

What You Can Do
Explain that you know your child is sneaking food. Encourage your child to talk to you about why. Let your child do most of the talking and really listen to what he or she has to say.

Reassure your child that you love him or her and that you will do anything you can to help with the problem.

Ask; Don’t Sneak
Rather than simply telling your child, “Don’t sneak!” encourage your child to ask for food when wanted. Set up a reward system to encourage your child to stop sneaking.

What You Should Do
For a young child, provide a sticker or star as a reward each time he or she asks you for something to eat. Other ideas are to read an extra bedtime story or give points the child can put toward a low-cost toy or school supplies.

For an older child, set up a point system and let the child build up points for a ticket to the movies, a day at the skating rink or zoo, or a DVD or video game rental.

Suggest other things to do instead of eating, such as going for a bike ride, going for a walk, playing with friends, or exercising to a workout video.
Remember.

It is very important to help your child adopt healthy eating and activity habits that can last a lifetime. By taking steps like serving your child appropriate foods and encouraging physical activity every day, any weight concerns that exist now will become less of a problem as your child gets older.

Source Pediatric Obesity: Prevention, Intervention, and Treatment Strategies for Primary Care (American Academy of Pediatrics)