Ameba “comecerebros”: las autoridades de Florida emiten una alerta de salud tras un raro caso de infección por el parásito

Ameba “comecerebros”: las autoridades de Florida emiten una alerta de salud tras un raro caso de infección por el parásito

Ahora funcionarios de salud en Florida, Estados Unidos, confirmaron un raro caso de esta infección.

El Departamento de Salud de Florida indicó el viernes que una persona en el condado de Hillsborough contrajo la ameba.

El parásito unicelular, que típicamente se encuentra en aguas dulces templadas y estancadas como lagos y lagunas, puede entrar al organismo por la nariz.

Las autoridades de Florida no indicaron dónde fue contraída la infección ni cuál es el estado del paciente.

Pero dadas las consecuencias potencialmente letales de la infección, las autoridades sanitarias emitieron una advertencia a los residentes de Hillsborough.

Están urgiendo a los habitantes locales a evitar el contacto nasal con el agua de grifos y otras fuentes, como ríos, estanques, piscinas, aguas termales y canales, donde puede incrementarse la probabilidad de una infección en los meses de verano.

Infección letal
Las infecciones por Naegleria fowlerison extremadamente raras y sus síntomas incluyen fiebre, náusea, vómito, dolor de cuello y de cabeza.

La mayoría de los pacientes que contraen la infección mueren en una semana.

Las autoridades estadounidenses indican que las personas que experimentan estos síntomas deben “buscar asistencia médica de inmediato, porque la enfermedad progresa rápidamente”.

“Recuerden, esta enfermedad es rara y las estrategias efectivas de prevención pueden permitir tener una temporada de verano segura y relajante”, indica el Departamento de Salud de ese país.

La mayoría de las infecciones en Estados Unidos han ocurrido en estados como Texas y Florida, durante los meses de verano.

La N. fowleri habita en cuerpos de agua dulce templada, en los sedimentos depositados en el fondo, donde suele encontrar alimento.

Cuando estos sedimentos se revuelven, la ameba se mueve en el agua y, como consecuencia, puede ser inhalada por alguien que esté nadando en los alrededores.

Una vez en la nariz, el microorganismo invade los nervios olfatorios y migra hacia el cerebro, donde se alimenta de las células nerviosas causando un peligroso trastorno llamado meningoencefalitis amebiana.

Aunque el agua dulce es la fuente más probable de infección de esta ameba, también ha habido casos en los que el parásito ha causado inflamación en personas que realizan lavados nasales con agua de grifo.

Casos raros
Aunque mortales, las infecciones de la N. fowleri, señalan las autoridades, son extremadamente raras.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) desde 1962 se han reportado en todo Estados Unidos 146 casos de meningoencefalitis amebina, de los cuales solo cuatro pacientes sobrevivieron.

Entre 2009 y 2018, solo se han reportado 34 infecciones. De estos casos, indican los CDC, 30 personas resultaron infectadas nadando en cuerpos de agua dulce, tres se contagiaron por irrigación nasal con agua del grifo contaminada y una persona con agua contaminada en un tobogán o resbaladilla de agua.

Los expertos afirman que es sumamente letal porque una vez que entra al organismo, el parásito provoca una rápida destrucción del tejido cerebral.

Officials warn residents after case of brain-destroying amoeba found in Florida

Health officials in Florida are warning residents after a case of a rare, brain-destroying amoeba was confirmed.

In a press release issued Friday, the Florida Department of Health (DOH) said one person in Hillsborough County contracted Naegleria fowleri — a microscopic, single-celled amoeba that “destroys the brain tissue and is usually fatal.”

Hillsborough County is located in west central Florida.

According to the DOH, the amoeba is usually found in warm, fresh water such as lakes, rivers, ponds and canals in the United States, but is more common in the southern states.

“The peak season for this amoeba is July, August and September,” the release reads.

The DOH said infections occur when the amoeba enters the body through the nose.

“Adverse health effects on humans can be prevented by avoiding nasal contact with the waters, since the amoeba enters through nasal passages,” the release reads.

According to the U.S. Centre for Disease Control, humans cannot be infected by swallowing water contaminated with the amoeba.

Symptoms of primary amebic meningoencephalitis (PAM) — the disease caused by the amoeba — include severe frontal headache, fever, nausea, seizures, hallucinations and coma.

The Florida DOH has recommended people avoid bodies of warm, fresh water around hot springs or power plants.

“Avoid water-related activities in warm freshwater during periods of high water temperature and low water levels,” the DOH recommends.

The DOH said those who do take part in water-related activities should hold their nose or use nose clips and should “avoid digging up sediment.”

The DOH warned that exposure to the amoeba can also occur when using a neti pot or conducting religious rituals using tap water.

“Use only boiled and cooled, distilled or sterile water for making sinus rinse solutions for neti pots or performing ritual ablutions,” the DOH said.

According to the Florida DOH, there were 143 cases of PAM reported between 1962 and 2016.

The amoeba has caused infections in 19 states and the U.S. Virgin Islands.

Health officials said of those cases, only four people survived.

By Hannah Jackson Global News