Juez prohíbe al Gobierno de Biden expulsar a familias migrantes sin dejarles pedir asilo

Esta nueva orden cancela el llamado Título 42
Dicha medida fue ordenada por Trump

Un juez federal en el Distrito de Columbia dictaminó el pasado jueves 16 que es ilegal negar a las familias migrantes con hijos el derecho de asilo, aplicándoles una regulación de la administración Trump destinada a proteger la salud pública, según reportó la agencia de noticias Efe.

La orden del juez federal Emmet Sullivan, contenida en un fallo de 58 páginas, entraría en vigor en 14 días. El gobierno del expresidente Donald Trump inició el año pasado la aplicación de esta regulación, denominada Título 42, y que permite expulsar a los migrantes que llegan a la frontera, considerándolos una amenaza a la salud pública en medio de la pandemia de la COVID-19.

Asilo título 42: Han detenido a más de un millón de inmigrantes
En lo que va del año fiscal 2021, que comenzó en octubre del 2020 y termina el 30 de septiembre del 2021, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) ha efectuado 1 millón 541 mil 651 detenciones de migrantes en la frontera sur, de los cuales 937 mil 628 fueron expulsados bajo el Título 42.

La aplicación de esta regulación conocida popularmente como Título 42, muy criticada por grupos de activistas y de defensa de los derechos civiles, es una de las pocas del Gobierno del expresidente Donald Trump que siguen vigentes ya con el actual presidente Joe Biden, en la Casa Blanca.

Asilo título 42: No hay pretexto para la medida
El juez federal Emmet Sullivan escribió que, teniendo en cuenta “la amplia disponibilidad de exámenes, vacunas y otras medidas para minimizar (la pandemia), este tribunal no cree que el contagio del COVID-19, durante el trámite en la frontera, no pueda mitigarse de manera significativa”.

El Gobierno pidió al tribunal que dejara en suspenso la orden por 14 días a fin de tener tiempo suficiente para “explorar sus opciones de apelación”, añadió el fallo, que apunta que los “demandantes no se oponen a esa solicitud”. El documento describió a los demandantes como “un grupo de familias que buscan asilo y que han huido a Estados Unidos”.

“Por casi un siglo, el Congreso ha reconocido que los ciudadanos de países extranjeros a veces se ven forzados a huir de la persecución en sus países de origen”, indicó el fallo. “Y ha sido política del gobierno de Estados Unidos que este país debe servir como un sitio de refugio para las personas en tales tribulaciones”.

Apenas en agosto pasado, el gobierno del presidente Joe Biden propuso una medida que beneficiará a aquellos indocumentados que soliciten asilo. Con esta acción pretenden aliviar la cantidad de solicitudes atrasadas, justo cuando cada vez llegan más solicitantes a la frontera sur del país.

El miércoles 18 de agosto se presentó un cambio en el trámite para pedir asilo en Estados Unidos. Si la propuesta es aprobada, entonces las decisiones sobre casos de asilo en la frontera que manejan tribunales de inmigración pasarán a manos de funcionarios instruidos para evaluar y decidir sobre este tipo de peticiones.

Andrew Selee, presidente del Instituto de Política Migratoria (MPI), explicó que “si bien esto parece simplemente como un cambio técnico en el trámite, el plan ayudará a preservar el asilo como un elemento fundamental en el sistema migratorio de Estados Unidos”. Con esta propuesta, los solicitantes de asilo a los que se les apruebe la petición “tendrán derecho a ese asilo, suspensión de la deportación”; mientras que aquellos a los que se les niegue tendrán la oportunidad de presentar una apelación ante un juez de inmigración.

Esta iniciativa, presentada por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés), propone que la decisión sobre estos casos de asilo sean manejadas por funcionarios del Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, por sus siglas en inglés).

“Estos cambios tienen la intención de mejorar la capacidad para considerar los pedidos de asilo hechos por individuos hallados en la frontera o cerca de ella, de manera más presta asegurando la justicia fundamental”, indica el comunicado conjunto de ambos departamentos.

La propuesta a favor de inmigrantes básicamente presenta la idea de cambiar el proceso en los trámites de asilo para poder abarcar más solicitudes. “Es a la vez directa y, potencialmente, un cambio en todo el proceso”, dijo Doris Meissner, ex directora del Servicio de Inmigración y Naturalización.

Meissner dice que esto “promete un vuelco fundamental para asegurar la protección humanitaria significativa para quienes califican al asilo, y el control de fronteras que permita una migración segura, legal y ordenada en la frontera con México”, añadió Meissner.

¿Qué falta para que sea aprobada?
Aún sigue siendo una propuesta y dado que implica una regulación sin respaldo legislativo, necesita un período de 60 días abierto para comentarios del público. Esos 60 días, antes de que se formule una propuesta definitiva, empezaron el pasado martes 18 de agosto, por lo que apenas se cumplirá un mes.

Según el centro independiente Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC, por sus siglas en inglés), de la Universidad de Syracuse en Nueva York, los tribunales de inmigración acumulaban hasta julio pasado 1.382.463 de casos atrasados.

DHS anuncia programa que beneficiará a indocumentados en riesgo de deportación
El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anuncia un nuevo programa que beneficiará a aquellos indocumentados en riesgo de deportación. El gobierno del presidente Biden ha estado trabajando en ofrecerles alternativas mientras esperan una resolución de su caso.

Con este programa piloto, los inmigrantes indocumentados con trámites de deportación en marcha tendrán nuevas alternativas y además podrán contar con asistencia legal y más servicios, indicó la agencia en un comunicado.

Por Miriam González