Todo lo que se sabe de la nueva variante detectada en Sudáfrica / What we know about the new COVID variant detected in South Africa

La variante Nu sería más transmisible que todas las demás identificadas. Está presente en Sudáfrica, Botsuana, Hong Kong, Bélgica e Israel. Qué recomendaciones dan los expertos

Como ocurre con todos los virus, el coronavirus que causa la enfermedad COVID-19 también va cambiando. Al cambiar, pueden aparecer mutaciones y se van conformando variantes como descendientes del virus original. Hoy las autoridades sanitarias mundial están poniendo su atención en la preocupante rapidez de propagación de la nueva variante que se llamaría Nu. Fue detectada primero en Sudáfrica. La Organización Mundial de la Salud (OMS) llamó a una reunión de urgencia hoy con los expertos en el monitoreo de la evolución del virus para decidir en qué categoría clasificará a la nueva variante.

La emergencia de una nueva variante llega en un momento que desafía como nunca antes a la humanidad desde el momento en que fue declarada la emergencia mundial de salud pública en enero de 2020. Ya fueron afectadas más de 258 millones de personas en el mundo. Esta semana, la OMS informó que el número de casos y muertes semanales por COVID-19 creció durante más de un mes. Durante la semana del 15 al 21 de noviembre de 2021, se notificaron casi 3,6 millones de casos nuevos confirmados y más de 51 000 muertes, lo que refleja un aumento del 6% de casos y muertes en comparación con la semana anterior. Europa es hoy el epicentro de la pandemia, con un aumento del 11% en los nuevos casos semanales.

Mientras tanto la vacunación de la humanidad sigue siendo muy desigual. Si bien el 53,9% de las personas han recibido al menos una dosis de la inmunización, solo el 5,6% de la población de países de bajos y medianos recursos, como los de África, tuvo acceso al inoculante. En ese contexto, cuando hay aún personas que no están protegidas con los inoculantes, se da más chances al virus a seguir evolucionando y a que aparezcan más variantes preocupantes. Aquí van 6 claves para entender qué se sabe hoy sobre la nueva variante y qué falta responder.

1- Dónde se detectó la nueva variante

Científicos en Sudáfrica, donde solo el 24% de la población está completamente vacunada, detectaron a la nueva variante del coronavirus a partir de muestras que fueron tomadas entre el 14 y el 16 de noviembre. La variante recibe el nombre técnico B.1.1.529. Según informaron se detectó la variante en 22 casos de COVID-19 tras las colaboraciones de secuenciación genómica entre el Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles (NICD) y laboratorios privados. Además, tienen otros casos en estudio.

“No es sorprendente que se haya detectado una nueva variante en Sudáfrica”, comentó el profesor Adrian Puren, director ejecutivo del NICD. Agregó: “aunque los datos son limitados, nuestros expertos están trabajando horas extras con todos los sistemas de vigilancia establecidos para comprender la nueva variante y cuáles podrían ser sus posibles implicaciones. Los avances se producen a un ritmo rápido y el público tiene nuestra garantía de que le mantendremos al día”.

En mayo del año pasado, en Sudáfrica se había detectado otra variante que en diciembre fue clasificada como prioritaria. Se llama Beta y aún permanece en la lista de las variantes de preocupación de OMS. Además de Sudáfrica, ya se han identificado casos de COVID-19 con la nueva variante Nu en Hong Kong, Botsuana e Israel.

En Israel, la variante se detectó en una persona que había estado en Malawi, África. Se están analizando muestras de otras dos personas que también habían estado en ese país. Además, En Bélgica se confirmó hoy que una mujer que no estaba vacunada y había estado en Egipto adquirió la infección por la nueva variante Nu.

2- Por qué preocupa a expertos y autoridades sanitarias

La variante B.1.1.529 tiene una constelación muy inusual de mutaciones. Podrían ayudar a evadir la respuesta inmune del cuerpo y hacerla más transmisible. Cualquier variante que surja y llegue reducir la protección otorgada por las vacunas o que se propague más rápidamente, puede ser una amenaza para el fin de la pandemia para toda la humanidad.

Consultado por Infobae hoy el doctor Humberto Debat, investigador en virología del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTA) y miembro del Proyecto País, el consorcio de vigilancia genómica del coronavirus que depende del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Argentina, comentó: “La nueva variante -que supuestamente sería llamada con la letra griega Nu por la OMS- sería más transmisible. No se sabe aún si genera más riesgo de hospitalizaciones y muertes. Con respecto a las vacunas, tampoco aún hay evidencia que la variante Nu reduzca su eficacia. Pero llaman la atención las mutaciones que la conforman y merece más estudios”.

La doctora Susan Hopkins, asesora médica jefe de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido, dijo al diario The Guardian que el valor R, o número de reproducción efectiva, de la variante en la provincia sudafricana de Gauteng, Sudáfrica era ahora de 2. Se trata de un nivel de transmisión que no se había registrado desde el comienzo de la pandemia, antes de que se empezaran a imponer restricciones. Con un R superior a 1, la epidemia crece exponencialmente.

En tanto, la epidemióloga colombiana Zulma Cucunubá, del Imperial College del Reino Unido, dijo en Twitter que “lo que llama la atención es que la identificación de esta variante B 1.1.529 coincide con un aumento rápido de casos en varias provincias de Sudáfrica, principalmente en Gauteng”. Aclaró que “aún no sabemos qué implicaciones habrá en cuanto a transmisibilidad o potencial escape inmune. En todo caso, no hay razones por ahora para pensar que las vacunas no funcionarán frente a esta nueva variante”. La experta sugirió no discriminar a Sudáfrica por tener la presencia de la nueva variante en su población. Por el contrario, valoró su sistema de vigilancia genómica.

3- En qué se diferencia de otras variantes ya conocidas

La variante B.1.1.529 del coronavirus tiene un número inusualmente alto de mutaciones, con más de 30 en la proteína clave de la Espiga. Según Tulio de Oliveira, director del Centro de Respuesta Epidémica e Innovación (CERI), en Sudáfrica, la variante tiene “muchas más mutaciones de las que esperábamos”. Y afirmó que se está extendiendo rápidamente, por lo cual esperan ver presión sobre el sistema sanitario en las próximas semanas. El experto aconsejó a las personas que eviten los eventos de superpropagación del virus.

Al considerar el potencial riesgo de la nueva variante para la población de África y para el resto de la humanidad, el doctor de Oliveira salió ayer a hacer un llamado público de apoyo financiero internacional. Pidió al Banco Mundial, al Fondo Monetario Internacional y a otras organizaciones globales que apoyen a “la población pobre y a los gobiernos de Sudáfrica y África para controlar y extinguir las variantes! Protegiendo a su población pobre y oprimida protegeremos al mundo”. En África solo el 10% de la población tiene al menos una dosis.

4- Qué preguntas tienen hoy los expertos

Hoy los expertos de OMS están reunidos para analizar el conocimiento disponible sobre la nueva variante B.1.1.529. Según dijo la doctora Maria Van Kerkhove, epidemióloga líder de la OMS, apuntó que todavía no se conoce mucho esta nueva variante, ya que apenas hay “menos de 100 secuencias genómicas completas disponibles”. En cualquier caso, “lo que sí se sabe es que esta variante tiene un gran número de mutaciones y la preocupación es que cuando tienes tantas mutaciones eso puede tener un impacto en cómo se comporta el virus”. Así, ha señalado que por el momento es pronto para saber la gravedad que implica la nueva variante.

La experta expresó: “Tardaremos unas semanas en comprender qué impacto tiene esta variante. Hay mucho trabajo en marcha. Es una variante que se está monitorizando. Discutiremos si se convertirá en una variante de interés o de preocupación y, si es así, le daremos un nombre griego, pero es algo que hay que vigilar”. Entre las preguntas que tienen los expertos figura la de comprender cuál es la gravedad clínica de la variante con respecto a las demás detectadas.

5- Qué medidas han tomado los países ante la nueva variante

Por la aparición de la nueva variante y el riesgo de que sea más transmisible, ya hay países que adoptaron medidas de control en sus fronteras. Ayer, el Reino Unido agregó a seis países africanos a su “lista roja” de viajes. Los vuelos desde Sudáfrica, Namibia, Lesotho, Botswana, Eswatini y Zimbabwe quedan suspendidos desde hoy. También hoy Israel -con un 64% de la población totalmente vacunada- anunció que toda persona que haya vuelto de algún país de África durante la última semana deberá entrar en aislamiento inmediatamente. Lo decidió el Primer Ministro Naftali Bennett con un cuerpo de asesores, y dijo que Israel está “al borde de una emergencia, y pido a todo el mundo que esté totalmente preparado y encauzado para trabajar las 24 horas del día”.

“Al tener en cuenta la situación de incertidumbre que existe porque aún falta estudiar más a la variante Nu, hoy las autoridades sanitarias de América del Sur deberían repensar los protocolos de ingreso a sus territorios”, dijo el doctor Debat a Infobae. “Hay que volver al testeo en arribo de viajeros desde el exterior, a la secuenciación de las muestras y si al aislamiento de las personas afectadas por COVID-19. Es mejor actuar con precaución. Ya tenemos la experiencia del año pasado cuando anunciaron la detección de la variante Alpha en Reino Unido y toda la pandemia cambió”, consideró.

6- Cómo cada persona puede actuar contra las variantes del coronavirus

La funcionaria de la OMS Maria Van Kerkhove pidió a la población que ejerza responsabilidad contra el virus. “Todo el mundo necesita entender que cuanto más circule este virus, más oportunidades tendrá de cambiar, más mutaciones veremos. Cada uno tiene un papel que desempeñar en la reducción de la transmisión, así como en la protección contra la enfermedad grave y la muerte. Así pues, vacúnense cuando puedan, asegúrense de recibir la dosis completa y tomen medidas para reducir su exposición y evitar que transmitan el virus a otra persona”.

Como la transmisión comunitaria del virus continúa y la efectividad de los inoculantes no llega al 100%, hoy la vacunación debe seguir siendo acompañada con las medidas de prevención como el uso del barbijo, el distanciamiento, y la ventilación permanente y cruzada cuando una persona se encuentra en espacios cerrados con no convivientes.

What we know about the new COVID variant detected in South Africa

As concern grows over a new coronavirus variant detected in South Africa, a leading Australian epidemiologist has declared it’s too early to tell if the strain is going to be more transmissible than Delta.

Currently identified as B.1.1.529, the new variant is sparking concern because of its high number of mutations and rapid spread.

And while the world is watching, leading epidemiologist Professor Adrian Esterman says it’s too soon to sound the alarm.

“We saw a very similar situation in August where there was a variant, which again came from South Africa.. Now it’s simply a variant under monitoring by WHO,” he told 7NEWS.

Accentuating it still being “very early days”, Prof Esterman conceded any variant that has a large number of mutations in a spike protein is a concern.

“But it’s way too early to say whether it’s going to be more transmissible than the Delta variant.”

As for vaccines, he says, it’s also too early to tell whether current COVID jabs will be able to provide protection.

However, in a scenario where they weren’t, he says that mRNA vaccines like the Pfizer and Moderna jabs are adaptable.

“The mRNA vaccines – apparently it’s relatively simple to tweak them once you know the genome of the variant, which we do already,” he said.

The new variant appears to be driving up COVID cases in South Africa, where an exponential rise has been observed over the last four to five days, the country’s Health Minister Joe Phaahla said.

The variant has also been found in Botswana and Hong Kong in travellers from South Africa.

Prof Esterman said the reason new variants are coming out of places like South Africa was due to their low vaccination rates.

“The more people who aren’t vaccinated, the more chance of variants arising,” he added.

Currently, only about 41 per cent of South Africa’s adults have been vaccinated.

‘Well prepared’

Prime Minister Scott Morrison responded to concerns of the new strain during a press conference in Adelaide on Friday, stating it is being closely monitored.

“At present, there are many variants, I should stress,” Mr Morrison said.

“I am advised it is still under investigation and not a variant of concern, but that can change.

“We monitor all of these variants and we note the responses that are made by other countries and we consider those in real-time.”

Meanwhile, Health Minister Greg Hunt told the media on Friday Australia was well prepared if the advice regarding the new strain changed.

“I have been briefed this morning by those investigating and reviewing the South African variant and at this stage, the information we have is that it has the potential to become a new variant,” Mr Hunt said.

“The advice at the moment is to engage with international communities, but we are well prepared and able to act quickly if the advice changes.

“And of course we have taken into account the fact that double vaccinated Australians are returning subject to the current border restrictions. There are no changes to those restrictions at this point in time.”

Flights banned

The British government has banned flights from South Africa and five other southern African countries from Friday, and anyone who has recently arrived from those countries will be asked to take a coronavirus test.

UK Health Secretary Sajid Javid said there were concerns the new variant “may be more transmissible” than the dominant delta strain, and “the vaccines that we currently have may be less effective” against it.

The new variant has a “constellation” of new mutations, said Tulio de Oliveira, from the Network for Genomic Surveillance in South Africa, who has tracked the spread of the delta variant in the country.

The “very high number of mutations is a concern for predicted immune evasion and transmissibility,” said de Oliveira.

“This new variant has many, many more mutations,” including more than 30 to the spike protein that affects transmissibility, he said.

“We can see that the variant is potentially spreading very fast. We do expect to start seeing pressure in the healthcare system in the next few days and weeks.”

De Oliveira said that a team of scientists from seven South African universities is studying the variant.

They have 100 whole genomes of it and expect to have many more in the next few days, he said.

“We are concerned by the jump in evolution in this variant,” he said.

The one piece of good news is that it can be detected by a PCR test, he said.

Cases rising

After a period of relatively low transmission in which South Africa recorded just over 200 new confirmed cases per day, in the past week the daily new cases rapidly increased to more than 1,200 on Wednesday. On Thursday they jumped to 2,465.

Amid the rise in cases, scientists studied the genomic sequencing and discovered the new variant.

They are now trying to determine if the surge in new cases is attributable to the new variant.

Since the beginning of the pandemic, South Africa has recorded more than 2.9 million COVID cases, including more than 89,000 deaths.

The World Health Organization’s technical working group is to meet Friday to assess the new variant and may decide whether or not to give it a name from the Greek alphabet.

  • with AAP/AP