MÉXICO – “Nosotros mantenemos las relaciones con Rusia”: la postura de México sobre los ataques a Ucrania

Ya un primer grupo de connacionales fue desplazado a la frontera con Rumania, donde son recibidos por el embajador mexicano en ese país. La propia embajadora mexicana en Kiev dirigirá en mismo destino a un segundo grupo de 50 mexicanos

La mañana de este jueves, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, ha reiterado la postura de México ante los recientes ataques de Rusia a Ucrania: “La posición de México ha sido rechazar el uso de la fuerza”. Asimismo, el canciller descarta, por el momento, que se vea trastabillada por esta situación la relación mexicana con el Kremlin: “México mantiene su diálogo con Rusia”.

En una conferencia de prensa virtual conjunta, el embajador de México ante Naciones Unidas (ONU), Juan Ramón de la Fuente, hizo un recuento de la postura mexicana ante el conflicto. Recordó que Rusia en días pasados había asegurado que no iba a llevar a cabo ningún ataque, en lo que hasta ahora se había confiado. También indicó que ahora se está a la espera de un proyecto de resolución por parte de Estados Unidos, para saber sobre la acciones que se llevarán a cabo de cara al conflicto.

“No tenemos en la ONU, información sobre el verdadero alcance de la ‘operación militar especial’ del presidente Putin”, sostiene el representante mexicano ante ese organismo.

Por su parte, la embajadora de mexicana en Ucrania, Olga García Guillén, informó que de las 225 personas mexicanas en Ucrania, la mitad está en Kiev, y no se tiene hasta el momento ningún informe de algún mexicano afectado por esta situación.

No obstante, ya un primer grupo de connacionales fue desplazado a la frontera con Rumania, donde son recibidos por el embajador mexicano en ese país. La propia embajadora mexicana en Kiev dirigirá en mismo destino a un segundo grupo de 50 mexicanos.

“Vamos a ver hoy el proyecto que se proponga (ante la ONU); en cuanto lo conozcamos emitiremos posicionamiento de México”, reiteró el canciller mexicano, “la posición en México seguirá siendo muy firme en favor de la paz; rechazamos, sin diferencia alguna, el uso de la fuerza para resolver conflictos en cualquier parte del mundo”. “En contra de que se ponga en duda la integridad de un país independiente, como es Ucrania”.

Al ser cuestionado sobre el apoyo de México a una posible respuesta bélica, Marcelo Ebrard indicó que hasta el día de hoy no se ha planteado nada similar hasta el momento, “y es muy difícil que México apoye una respuesta bélica; nuestra posición esencialmente es encontrar una salida política”, reiteró.

Por otro lado, el canciller señaló que en ese momento la prioridad de los trabajos de la SRE es brindar apoyo y atención a los ciudadanos en el territorio ucraniano.
En tanto, más de 40 soldados ucranianos y una decena de civiles murieron en las primeras horas de la invasión lanzada por Rusia contra el país vecino, informó el jueves un consejero del presidente de Ucrania.

“Sé que más de 40 militares murieron y varias decenas resultaron heridos. También hay una decena de civiles muertos”, dijo Oleksiy Arestovich a la prensa.

Previamente, el asesor del ministerio del Interior, Antón Gueraschenko, había informado que entre las víctimas había civiles: “Una mujer y un niño resultaron heridos en la región de Konopot, donde ardió un auto. En la ciudad de Podolsk de la región de Odesa, siete muertos, siete heridos y 19 desaparecidos a consecuencia de un bombardeo. En la ciudad de Mariúpol, región de Donetsk, hay un muerto y dos heridos”, informó en su canal de Telegram.

La Guardia fronteriza ucraniana confirmó la muerte de uno de sus integrantes tras inicio de invasión rusa.

Fuerzas terrestres de Rusia penetraron el jueves en Ucrania desde varias direcciones, indicó el servicio de guardias fronterizos de Ucrania, horas después de que el presidente ruso Vladimir Putin anunciara el lanzamiento de una operación militar.

Los agentes fronterizos indicaron que vehículos militares rusos, entre ellos tanques, cruzaron la frontera en varios puntos del norte del país, así como en la península de Crimea en el sur, anexionada por Moscú en 2014.

Del otro lado de la frontera, el Ejército ruso afirmó el jueves que destruyó los sistemas de defensa antiaérea ucranianos y dejó “fuera de servicio” las bases aéreas de Ucrania, donde Moscú lanzó horas antes una operación militar.

“La infraestructura militar de las bases aéreas de las fuerzas armadas ucranianas quedó fuera de servicio”, dijo el ministerio ruso de Defensa, citado por las agencias de prensa locales. “Las instalaciones de la defensa antiaérea de las fuerzas armadas ucranianas fueron destruidas”, agregó.

Mientras que el Ejército de Ucrania afirmó el jueves que derribó cinco aviones y un helicóptero rusos en el este del país, poco después de que Moscú lanzara una ofensiva militar. “Cinco aviones y un helicóptero del agresor fueron derribados”, dijo el Estado mayor del ejército ucraniano en un comunicado.

El mundo debe crear “una coalición anti-Putin” para “obligar a Rusia a la paz”, declaró el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski.