Charlie Sheen llegó a un acuerdo con una de las mujeres que lo acusan de no revelar que era VIH positivo

El actor desembolsó 120.000 dólares para cerrar la causa, que no es la única abierta en su contra

En noviembre de 2015, Charlie Sheen decidió enfrentar los rumores y, desde un programa de televisión, expresó: “Estoy acá para admitir que soy VIH positivo”. Según explicó, había decidido hablar para frenar con una campaña de desprestigio y de extorsión. “Tengo que poner fin a este ataque y a las mentiras e historias muy dañinas que están circulando sobre mí y amenazan la salud de tantos otros”, dijo. También contó que desde 2011 había desembolsado casi 10 millones de dólares para mantener la información en secreto.

El actor reveló que había recibido el diagnóstico cuatro años antes y que no sabía cómo se había contagiado: “Todo empezó con una serie de dolores de cabeza, pensé que tenía un tumor cerebral y que todo estaba terminado”. Para despejar dudas sobre su culpa de haber contagiado a otros, el actor dijo que eso “era imposible”, porque después de conocer que era portador de la enfermedad solo tuvo sexo sin protección con dos personas, las dos fueron informadas antes de tiempo y controladas por un médico. Sin embargo, Bree Olson, con quien Sheen había mantenido un sonado romance en 2011, inmediatamente lo acusó de mentiroso y sostuvo que él supo que había contraído el virus de inmunodeficiencia adquirida mientras estaba con ella, pero que le ocultó la información deliberadamente. Según su versión, ella fue testigo de las reuniones secretas que el actor de Two and a half men mantenía con sus médicos por esa época, pero él nunca le contó el motivo de esos encuentros.

Si bien su denuncia fue mediática, otra las mujeres con las que el actor mantuvo relaciones sexuales decidió dar un paso más allá y llevar el caso a la Justicia. La demanda, según informó TMZ, se resolvió tras el pago de 120 mil dólares por parte del actor. La demandante, cuya identidad no fue declarada, afirmó a través de la presentación inicial en junio de 2017 que conoció a Sheen en septiembre de 2015 y que comenzaron a tener relaciones sexuales poco después.

Según su relato, el actor utilizó condón al principio, pero a partir del 26 de octubre de 2015, pasó a tener relaciones sexuales sin protección. La mujer, que según los documentos legales es una emigrante rusa, asegura que antes de que mantuvieran la primera relación piel con piel, él le había asegurado que estaba ‘bien’ cuando ella le preguntó si tenía alguna enfermedad de transmisión sexual.

Sin embargo, después del acto, él le confesó que, de hecho, era VIH positivo, algo que sabía desde 2011. La mujer indicó que el actor, entonces, le suministró pastillas para protegerla de contraer el virus. Ella buscó más atención preventiva en una clínica de emergencia antes de confrontarlo por sus acciones unos días después. Fue allí cuando, según el relato de la mujer, Sheen se describió a sí mismo como “‘noble’” por haberle informado sobre su estado. Supuestamente, el actor continuó despotricando sobre cómo los medicamentos antivirales no eran necesarios y eran parte de “los rumores convenientes de la comunidad médica”. El incidente habría acontecido apenas unas semanas antes de que Sheen revelara haber contraído el virus en el programa Today en noviembre de 2015.

Esta demanda no fue la primera presentada contra Sheen alegando que expuso a sabiendas al VIH a una expareja sexual, ni fue la primera en alegar otros comportamientos peligrosos y reprobables: su colega Corey Feldman, quien lo acusó de abuso sexual.

En este caso, Sheen negó rotundamente los dichos en su contra difundidos en (Mi) Verdad: La violación de los dos Corey, donde Feldman relató los presuntos abusos sexuales que sufrieron él y Corey Haim cuando eran niños actores en la década del 80.

Todos estos escándalos terminaron repercutiendo en su carrera y, en 2018 terminó pidiendo que se redujeran los montos de manutención de sus cuatro hijos menores de edad y se declaró en “crisis financiera”. Por GDA | La Nación | Argentina –

Charlie Sheen settles 2017 HIV lawsuit for $120K

Guess he chose settling over winning.

Charlie Sheen has settled a lawsuit filed by an ex in which she claimed the actor knowingly exposed her to HIV, per TMZ. She has reportedly been awarded $120,000 in the deal.

The plaintiff, known only as Jane Doe within the legal documents, claimed through the initial filing in June 2017 that she had met Sheen in September 2015 and they began having sexual relations not long after.

He allegedly used a condom at first but as of Oct. 26, 2015, transitioned into having unprotected sex with the woman, who is characterized in the legal filings as a “Russian émigré.” Prior to the skin-to-skin liaison, he had assured her he was “‘fine’” when she asked him whether he had any sexually transmitted diseases.

However, following the act, he confessed to her that he was, in fact, HIV positive — something that he had known since 2011 — and allegedly gave her pills to protect her from contracting the virus.

She allegedly proceeded to seek out further preventative care at an emergency clinic before confronting him about his actions a few days later. In the argument, he supposedly described himself as “‘noble’” for informing her about his HIV status in the first place, adding that he hadn’t told her prior to their having unprotected sex because it was “‘none of her f–king business.’”

He allegedly continued on to rant about how the anti-viral meds weren’t necessary and were part of “’the convenient rumors of the medical community.’”

The whole alleged incident supposedly took place mere weeks before the “Two and a Half Men” star came out to the public about his having contracted the disease, as he disclosed his HIV status to Matt Lauer on the “Today” show in November 2015.

This lawsuit wasn’t the first filed against Sheen claiming that he knowingly exposed a former sexual partner to HIV — nor was it the first to allege various other ignoble behaviors by the actor in the context of his romantic entanglements.

In December 2015, Sheen’s ex-fiancée, Scottine Ross, filed another suit alleging the actor had committed assault and battery against her in the course of their relationship — with the lawsuit detailing a number of horrific instances of his alleged treatment of her — all in addition to his failure to disclose his HIV status to the model and pornographic actress, who was 24 at the outset of their roughly yearlong relationship.

It eventually came out in 2016 that Sheen had knowingly exposed at least 25 sexual partners to HIV after declining to inform them that he was a carrier of the virus. Attempting to defend his actions, he argued at the time that he hadn’t had unprotected sex during the encounters in question.

By Rachel Summer Small