FDA aprueba primer tratamiento infantil para alergia al maní / Peanut allergy drug approved by the US FDA

El primer tratamiento para la alergia a los cacahuates está a punto de salir al mercado, un gran avance para atender todo tipo de alergias alimentarias, pero aún falta mucho para contar con una cura.

La aprobación del viernes de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) promete cierto alivio a familias que han vivido con el temor de una ingestión accidental de maní en una fiesta de cumpleaños y reuniones de juego, en cafeterías escolares y restaurantes. El tratamiento se llama Palforzia y fue desarrollado por la firma Aimmune Therapeutics.

“Ha cambiado mi vida”, dijo Nina Nichols, de 18 años y oriunda de Washington, cuyo primer encuentro con cacahuates cuando era muy pequeña una galleta con crema de maní que le compartió un amigo requirió un rápido traslado a la sala de emergencias. Nichols ha participado como adolescente en un estudio sobre Palforzia y describe al producto como un “recurso de seguridad”.

El tratamiento es polvo de cacahuate preparado especialmente y se ingiere a diario en pequeñas cantidades que son aumentadas gradualmente al paso de los meses. Adiestra al organismo de niños y adolescentes a tolerar mejor el maní, reduciendo la posibilidad de una reacción grave o incluso mortal en caso de una ingesta accidental de cacahuate.

Aun así, los usuarios de Palforzia deben evitar los cacahuates como lo han hecho siempre.

El ttratamiento no es apto para todos. La Palforzia puede tener efectos secundarios, como una ocasional reacción alérgica severa. La FDA exige a médicos y sus pacientes inscribirse en un programa especial de seguridad, y los pacientes deben tomar la primera dosis y aumentarla bajo supervisión en un centro certificado de salud.

Los chicos y adolescentes pierden la protección si dejan de tomar su dosis diaria.

Desde hace mucho tiempo se aplican inyecciones para causar tolerancia a las alergias al polen o las picaduras de abeja. Pero ingerir un alérgeno para desarrollar tolerancia constituye un nuevo giro _que los científicos llaman “inmunoterapia oral”. Y los cacahuates son el primer alimento abordado.

Continúan las pruebas para el huevo, la leche y nueces de árbol.
Pero debido a inconvenientes, los científicos también están desarrollando opciones de próxima generación que se aplican de otra manera. La FDA está por examinar un parche cutáneo contra la alergia al cacahuate.

“Por mucho tiempo, no teníamos nada que ofrecer a estos pacientes”, dijo la doctora Pamela Guerrerio, del Instituto Nacional de Salud, que financió gran parte de la investigación que ha conducido a terapias contra alergias alimentarias. “Por fin tenemos un tratamiento. Es un gran avance”.

Los executivos de Aimmune dijeron el viernes que confían en que los médicos puedan comenzar a prescribir el tratamiento en “cuestión de semanas”. Fijaron el precio de lista del tratamiento en 890 dólares mensuales, pero lo que realmente tengan que pagar los pacientes dependerá de su seguro médico. Aimmune señaló que está trabajando con las aseguradoras sobre la cobertura y ofrecerá un programa de ayuda de pago compartido con el paciente.

AUMENTA EL PROBLEMA DE LA ALERGIA ALIMENTARIA
Millones de estadounidenses sufren alergias alimentarias, incluidos más o menos uno de cada 13 niños, y las cifras han aumentado en los últimos años. La alergia al maní es la más común entre los niños y figura entre las más peligrosas. La exposición accidental es frecuente y cada año un menor de cada cuatro afectados termina en la sala de emergencias.

¿Qué sucede?: El sistema inmunológico reacciona desproporcionadamente al alimento provocando una cascada inflamatoria. En promedio, los niños pueden presentar ronchas, resuello o algo peor por ingerir tan solo la 30ma parte de un solo cacahuate, en ocasiones incluso con menos, dijo el médico Hemant Sharma, que dirige estudios sobre tratamientos orales en el Hospital Nacional Infantil en Washington.

Peanut allergy drug approved by the US FDA

The US has approved its first treatment for peanut allergies in children.

The drug AR101, or Palforzia, uses oral immunotherapy, with children given tiny but increasing amounts of peanut protein over a six-month period under medical supervision.

After that, users must continue to take a daily dose to be able to tolerate accidental exposure.

The treatment is not a cure and makers warn that the risk of a potentially fatal anaphylactic reaction remains.

And patients must continue to avoid peanuts in their diet.
Peanuts are the most common food allergen in the US, with an increase in the number of those affected by food allergies across the West in recent decades.

While trials to desensitise patients with peanut allergies have previously taken place in the US and elsewhere, the drug is the first to be approved by the US Food and Drug Administration (FDA). The drug has not yet been authorised for use in the UK.

Palforzia, which has been approved for use in patients aged between four and 17, comes in the form of a powder which is sprinkled on food.

INCREASES THE FOOD ALLERGY PROBLEM
Millions of Americans suffer from food allergies, including about one in every 13 children, and the numbers have increased in recent years. Peanut allergy is the most common among children and is among the most dangerous. Accidental exposure is frequent and every year a minor of every four affected ends up in the emergency room.

What happens ?: The immune system reacts disproportionately to the food causing an inflammatory cascade. On average, children may experience hives, wheeze, or something worse by ingesting only 30% of a single peanut, sometimes even with less, said Dr. Hemant Sharma, who directs studies on oral treatments at the National Children’s Hospital in Washington .