Los grandes del cine mexicano ayudan a salvar financiamiento gubernamental

El cine mexicano mantendrá el financiamiento por parte del gobierno tras la presión ejercida por los directores ganadores del Oscar; Guillermo del Toro, Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu.

Guillermo Del Toro, Alejandro González Iñárritu. y Alfonso Cuarón

“No solo se mantiene el (fondo de inversión) Fidecine, sino que además se fortalece, ese fue el compromiso”, dijo a la AFP Sergio Mayer, presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados.

La permanencia del fondo -que respalda 20% de las producciones mexicanas desde 2002- se acordó durante una reunión virtual el pasado jueves entre los tres laureados directores de cine mexicano y el diputado oficialista Mario Delgado, presidente de la Cámara, además de otros miembros de la comunidad cinematográfica y autoridades culturales.

“La intervención de González Iñárritu, Cuarón y Del Toro ayudó mucho a que Mario Delgado se sensibilizara y tuviera empatía con la causa”, indicó Mayer.

La alerta se activó cuando la bancada del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) presentó una iniciativa de ley para eliminar 44 fideicomisos como parte de la política de austeridad del presidente izquierdista Andrés Manuel López Obrador ante la emergencia sanitaria por la COVID-19.

Del Toro, manifestó entonces su preocupación
“Cortar estos apoyos (…) no solo es unilateral y profundamente ciego, sino que sofoca para siempre las pocas formas de supervivencia que existen para nuestro cine”, escribió entonces Del Toro en Twitter.

Delgado defendía la eliminación de los fideicomisos alegando que fueron un instrumento de corrupción en gobiernos anteriores.