El 38% de los habitantes de Oklahoma no quiere caminar distancias cortas / 38% of Oklahomans won’t walk short distances

Más de uno de cada tres habitantes de Oklahoma preferiría ir en auto que caminar cinco minutos para llegar a algún sitio, según revela un estudio, a pesar de que el 41% acepta que no cree que camine lo suficiente cada día.

Un tercio afirma que se saltaría un tramo corto de escaleras y preferiría tomar una escalera mecánica.

El “camino de menor resistencia” se describe en los círculos científicos como “el camino físico o metafórico que ofrece la menor resistencia al avance de un objeto o entidad determinada, entre un conjunto de caminos alternativos”. Normalmente se utiliza para describir el camino de, por ejemplo, el agua o la electricidad, pero cuando se despoja de su jerga científica y se aplica a los seres humanos, se puede resumir en dos palabras: somos perezosos.

De hecho, un estudio realizado por BarBend.com, el principal recurso de entrenamiento de fuerza y medio de comunicación del mundo, entre 3.394 encuestados, parece confirmar esta proposición: estamos dispuestos a tomar el camino más fácil para llegar a alguna parte, el camino de menor resistencia. Descubrieron que, si se les da una opción binaria, más de 1 de cada 3 (38%) habitantes de Oklahoma admiten que preferirían ir en carro, antes que caminar a un destino que está a sólo 5 minutos a pie. Esto se compara con la media nacional del 32%.

Aparte del hecho de que caminar tiene múltiples beneficios para la salud, como mejorar la salud cardiovascular, aliviar el estrés y mejorar la calidad del sueño, también puede proporcionar una oportunidad perfecta para despejar la cabeza en medio de un estilo de vida ajetreado. Por no hablar de que la elección de caminar ahorra gastos de gasolina y reduce las emisiones nocivas de los motores de los carros al medio ambiente.

La investigación también descubrió otros resultados sorprendentes. A pesar de que muchos admiten que conducirían en lugar de caminar para ir a algún sitio, el 41% acepta que no siente que camina lo suficiente cada día.

De hecho, cuando se les preguntó por el número de pasos que dan al día, se descubrió que el encuestado medio camina unos 3.167 pasos al día. Los hombres tienden a caminar más, con una media de 3.789 pasos al día, frente a los 2.902 pasos de las mujeres.

Sin embargo, estas cifras dependen probablemente de factores externos como el clima, ya que la mayoría de los encuestados dijeron que cuando la temperatura baja a 32 °F, hay pocas posibilidades de que caminen a algún lugar.

El 60% de los habitantes de Oklahoma no están dispuestos a caminar cuando la temperatura alcanza los 32°F, en comparación con el 8% que no lo hace cuando la temperatura exterior es de 59°F.

Por último, cuando se les presenta otra opción binaria, el 31% de los encuestados afirma que se saltaría un tramo corto de escaleras y preferiría tomar una escalera mecánica hasta la planta en la que necesita estar. Además, la distancia máxima que la gente subiría a pie en lugar de coger el ascensor era de tres tramos de escaleras.

“No siempre es fácil encajar el ejercicio en nuestras apretadas agendas”, dice Max Whiteside, de BarBend.com. “Ir a pie a algún sitio en lugar de ir en carro es una buena manera de incluir más tiempo activo en nuestros días. Es estupendo para nuestra salud física y mental, y nos hace salir al aire libre y respirar aire fresco”.

38% of Oklahomans won’t walk short distances

More than one in three Oklahomans would rather drive than walk for five minutes to get somewhere, a study reveals, despite the fact that 41% accept that they don’t feel that they walk enough each day.

One-third said they would skip a short flight of stairs, and rather take an escalator to the floor.

The ‘path of least resistance’ is described in scientific circles as ‘the physical or metaphorical pathway that provides the least resistance to forward motion by a given object or entity, among a set of alternative paths.’ Normally used to describe the path of say water or electricity, when stripped down of its scientific jargon and applied to humans, it can be summarized in two words: we’re lazy.

Indeed, a study of 3,394 respondents by BarBend.com, the world’s leading strength training resource and news outlet, appears to confirm this proposition – that we are willing to take the easiest route to get somewhere, the path of least resistance. They discovered that, if given a binary choice, over 1 in 3 (38%) Oklahomans admit they’d rather drive, than walk to a destination that’s a mere 5-minute walk away. This compares to a national average of 32%.

Aside from the fact that walking has multiple health benefits, such as improving cardiovascular health, alleviating stress and improving sleep quality, it can also provide a perfect opportunity to clear your head in the midst of a busy lifestyle. Not to mention that choosing to walk saves on gas costs and reduces harmful car engine emissions into the environment.

The research also uncovered other surprising results. Despite so many admitting they would drive instead of walk to get somewhere, 41% accept that they don’t feel that they walk enough each day.

In fact, when quizzed about the number of steps they walk each day, it was found that the average respondent walks around 3,167 steps per day. Men tended to walk more, clocking on an average of 3,789 steps per day; as compared to 2,902 steps for women.

However, these numbers are likely dependent on external factors such as the weather, as the majority of respondents said once the temperature drops to 32°F, there’s little chance of them walking anywhere.

60% of Oklahomans are unwilling to walk when the temperature hits 32°F, compared to 8% who won’t walk when it’s 59°F outside.

Finally, when presented with another binary choice, 31% respondents said they would skip a short flight of stairs, and rather take an escalator to the floor they need to be. Moreover, the maximum distance people would walk up instead of taking the elevator was three flights of stairs.

“It’s not always easy to fit exercise into our busy schedules,” says Max Whiteside from BarBend.com. “Walking somewhere instead of driving is good way to fit in more active time into our days. It’s great for our physical and mental health, and gets us outdoors and breathing fresh air.”